AVA-Asaja

"Gobierno y UE deben poner freno a la especulación de los fondos en el sector agrario"

AVA-Asaja presentó el miércoles 13 de enero el Balance agrario de 2020, un año en el que se han llevado a cabo importantes operaciones de capital en el sector agrario, y que han continuado con el arranque de 2021. Así, grandes compañías de inversión han tomado el control de firmas autóctonas, entre ellas citrícolas como Fruxeresa y Llusar, o industrias agroalimentarias como Eurocebollas y Alnut, entre otras.

No obstante, el presidente de la organización agraria, Cristóbal Aguado, ha señalado que el Gobierno central y la Comisión Europea deberían "poner freno" a la especulación de los fondos de inversión en el sector agrario de la Comunitat Valenciana. "Los fondos de inversión, si son del sector, me preocupan menos, aunque se está produciendo una concentración grande y algunas corporaciones ponen el foco en el ámbito citrícola. Los fondos –lamentó Aguado– tienen un objetivo: sacar la máxima rentabilidad y les importa un 'pito' el agricultor. Vienen a aprovecharse. Por eso hace falta una Ley de Cadena Alimentaria de ámbito europea para evitar especulaciones", apuntó el líder de AVA-Asaja.

Crisis de rentabilidad
Estas operaciones de inversión se producen además en un momento en el que el campo no está atravesando su mejor periodo de rentabilidad. De hecho, Aguado calificó el ejercicio que acaba de concluir como "históricamente desastroso", ya que, según el informe presentado, terminó con unas pérdidas totales del campo y la ganadería a unos 570 millones.

Entre los cultivos que peor comportamiento tuvieron se encuentran las frutas de hueso, el caqui, la almendra, las hortalizas y las flores y plantas ornamentales. Incluso algunas variedades de cítricos han acabado con precios por debajo del umbral de rentabilidad. En el lado positivo hay que apuntar frutas tropicales como el aguacate y el kiwi, así como las algarrobas, con precios al alza.

La principal evidencia de la crisis de rentabilidad es el incremento de la superficie sin cultivar. Según el Ministerio de Agricultura, en la Comunitat hay 1.335 hectáreas de tierras baldías, un 0,83% más que en 2019, con las que sigue encabezando el ranking nacional.

Por último, Aguado pidió "unidad" a la conselleria en defensa de una PAC "mediterránea" y espera que la Generalitat se mueva para evitar la "discriminación" a la que se enfrenta el campo valenciano.

 

Fuente: levante-emv.com


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2021

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor