Informe de Dynamar

El volumen mundial de comercio refrigerado batió un nuevo récord de 169,2 Mt en 2019

Con la publicación de su undécimo análisis anual sobre comercio en contenedores refrigerados, Dynamar Shipping Information and Consultancy ha revelado que el volumen mundial de comercio refrigerado alcanzó un nuevo máximo de 169,2 millones de toneladas en 2019, según cifras provisionales, lo que indica una tasa de crecimiento de algo menos del 2% en comparación con los volúmenes del año anterior (166,5 millones de toneladas).

Del volumen total de comercio refrigerado en 2019, Dynamar estima que el comercio marítimo refrigerado de frutas, verduras, carne, pescado y productos lácteos (excluyendo productos farmacéuticos, flores y otros productos básicos) ha crecido cerca del 2%, alcanzando aproximadamente 121,5 millones de toneladas. La cifra de crecimiento de 2019 estuvo por debajo del promedio a largo plazo debido a las condiciones climáticas extremas en varias partes del mundo ese año. Sin embargo, esto se vio compensado en parte por el comercio adicional generado por la epidemia de gripe porcina en China, lo que provocó una demanda mucho mayor de carne de cerdo.

El crecimiento de la demanda en China se reflejó en las cifras provisionales, que indicaron que las importaciones de carne china habían aumentado interanualmente alrededor de un 46%. También se registró un fuerte crecimiento en productos pesqueros y frutas. Ecuador registró un crecimiento importante gracias a sus exportaciones de banano.

La tendencia a largo plazo de reducción del transporte marítimo refrigerado convencional continuó durante el año, y el número de escalas en los principales destinos refrigerados disminuyó una vez más; sin embargo, la tasa de disminución se desaceleró considerablemente en comparación con 2018. Los buques frigoríficos han mantenido su presencia en África y Nueva Zelanda, con escalas en puertos en estas regiones cayendo solo un 4,9% en África y aumentando un 2,5% en Nueva Zelanda. En 2018, estas habían registrado disminuciones del 7% y 6.2%.

En el sector de contenedores refrigerados, la capacidad total de la flota aumentó un 2,6% entre julio de 2019 y julio de 2020, alcanzando los 2,48 millones, mientras que a partir de julio de 2020 la capacidad total de TEU de la flota en contenedores asciende a 23,47 millones de TEU en 5.300 barcos.

Informe 2020
En el informe, los autores indican que, en comparación con 2019, el mercado de refrigerados experimentó una gran conmoción en 2020, especialmente en los primeros meses, debido al impacto del coronavirus. Las dificultades comenzaron en abril, cuando los proveedores se enfrentaron a problemas para transportar productos frescos a los puertos correspondientes. La menor productividad debido a las restricciones y las medidas de distanciamiento social provocaron tiempos de entrega más largos y una reorganización de los procesos de pedido e inventario.

En el segmento de los contenedores refrigerados, los principales desafíos fueron la disrupción de las operaciones en el puerto y las dificultades de cargadores y transportistas para recolocar los contenedores refrigerados. Como resultado, dichos contenedores comenzaron a acumularse en los puertos chinos y los transportistas anunciaron la introducción de recargos por congestión para reefers en la región de 1.000-2.000 TEU por caja. Además, algunos contenedores se desviaron a otros puertos o se retrasaron por la cantidad cada vez mayor de salidas en blanco.

Sin embargo, estos problemas en el segmento de contenedores fueron positivos para el segmento convencional. Los informes indican que, debido a la escasez de capacidad de contenedores como resultado de la pandemia, la demanda de barcos refrigerados convencionales aumentó. Por ejemplo, a Rotterdam llegaron el doble de buques frigoríficos convencionales de Sudáfrica de lo habitual.

En cuanto a las perspectivas de futuro, se espera que esta situación acabe cambiando. Con vacunas ya disponibles, el mundo irá recuperando su ritmo normal. De esta crisis hemos aprendido que la gente seguirá comiendo pase lo que pase, que los transportistas pueden autorregularse cuando se produce una crisis lo bastante grande, y que la vida continúa. Lo más probable es que se vuelva a caer en viejos hábitos, se encarguen demasiados barcos y se siga compitiendo en materia de precios. La vida también volverá a la normalidad para los operadores refrigerados convencionales. Los barcos siguen siendo viejos y continúan usando mucho combustible, y cuando los precios del petróleo suben, su competitividad baja. En cualquier caso, el tiempo dirá lo que va a suceder y es probable que 2021 sea algo más normal que 2020.

Para más información:
Rocio Castro Sevillano
Dynamar Shipping Information and Consultancy
Tel.: +31 72 514 7414
Email: rcastro@dynamar.com 
www.dynamar.com 


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2021

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor