Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Sistema hidropónico vertical, intensivo y recirculante

"Con un ciclo de cultivo de 4 o 5 meses, los productores pueden realizar de 2 a 3 ciclos al año"

Llevar a cabo dos o tres ciclos de producción al año es habitual para los productores de pepinos, pero los de tomates y pimientos suelen optar por un ciclo más largo. Sin embargo, en el nuevo sistema creado por la empresa española NGS, eso también es posible. El sistema hidropónico vertical, intensivo y recirculante coloca las plantas unas sobre otras, hasta tres filas de altura. "El sistema incorpora hasta 6 plantas de tomate por metro cuadrado, tres veces más plantas que en un sistema convencional. Como el ciclo de cultivo no dura más de 4 o 5 meses, los productores pueden realizar entre 2 y 3 ciclos al año, duplicando su producción", afirma Donald Gartland, de NGS.

Rentabilidad
"Este nuevo sistema hidropónico ha sido creado por nuestro agrónomo Antonio Oliva, para desarrollar un sistema de producción de tomate y pimiento que mejore la rentabilidad de los invernaderos", agrega Donald, quien explica que la empresa apuesta por aportar innovación a los productores centrándose en variedades de alto valor añadido, con menos necesidad de mano de obra y con un calendario de producción en el que hay una alta demanda del producto.

Con su nuevo sistema hidropónico recirculante para el cultivo de tomate y pimiento, aumenta la rentabilidad al trabajar con ciclos de producción más cortos. "Tener ciclos cortos significa que toda la producción puede concentrarse en 4 o 5 semanas, reduciendo así drásticamente la mano de obra de cosecha", dice Donald, que estima que la demanda de mano de obra puede disminuir hasta un 40% en comparación con el sistema convencional. "Ya no será necesario podar y deshojar la planta periódicamente durante más de 9 meses, ni cosechar cada 2 o 3 días durante gran parte de ese tiempo".

Modelo de producción intensiva
En este modelo de producción intensiva se obtienen entre 3 y 5 ramas de tomate por planta y ciclo, dependiendo de la variedad utilizada, para alcanzar una producción total por ciclo entre 15 y 20 kg/m². "Este sistema se caracteriza por incorporar hasta 6 plantas de tomate por metro cuadrado, tres veces más que en un sistema convencional. Como el ciclo no dura más de 4 o 5 meses, permite a los productores realizar entre 2 y 3 ciclos al año", señala Donald, quien explica que al estar una planta sobre otra y hasta en tres filas de altura, la densidad es mayor. "En un sistema tradicional hay 20.000 plantas por hectárea y con este sistema se alcanzan 60.000 por hectárea, lo que supone más del doble de producción que el tradicional". Además, como el ciclo de producción es corto, no es necesario utilizar una planta injertada.

Como el sistema NGS es recirculante, ofrece la posibilidad de poder ahorrar al máximo recursos tan importantes como el agua y los fertilizantes.

"Este modelo de producción encaja muy bien en cultivos de tomate centrados en el sabor o la alta calidad, variedades que destacan en el mercado por su alta concentración de grados Brix o azúcares, como el tomate Raf, Kumato o Rosa", apunta Donald. "Además, el sistema hidropónico NGS permite elevar la concentración de sales a niveles superiores a 10 ds/m CE con facilidad, ya que no se utiliza ningún tipo de suelo o sustrato, obteniendo un producto de alta calidad".

 

Para más información:
New Growing Systems
Paraje El Canadillar, 10
(04640) Pulpí · Almería · España
+34 950 619 343
ngs@ngsystem.com 
www.ngsystem.com 


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


Facebook Twitter Linkedin Rss Instagram

© FreshPlaza.es 2021

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor