Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

José Enrique Sanz, gerente de la IGP Cítricos Valencianos: "El sector valenciano de los cítricos debe cuidar su origen"

Alta demanda de cítricos, precios alcistas y creciente interés por los sellos de certificación de origen

La campaña de cítricos españoles ha dado un giro importante en su segunda mitad, con una subida de precios tanto en el campo como en los mercados. El sello IGP Cítricos Valencianos está beneficiándose de la alta demanda de cítricos, así como la preferencia cada vez mayor de los consumidores europeos de obtener productos distinguidos por su origen y su calidad.

“Hay campañas en las que se han inflado bastante los precios en campo por el descenso de los rendimientos o las abundantes mermas causadas por la climatología, precios que luego han sido, quizás, difíciles de defender para las empresas comercializadoras”, cuenta el gerente de la Indicación Geográfica Protegida Cítricos Valencianos, José Enrique Sanz.

“Este año, debido a la influencia de la climatología, ha habido un descenso de la producción de variedades tardías en Andalucía. Si bien, aunque en menor medida, en la Comunidad Valenciana también ha bajado la producción de estas variedades, la borrasca y las heladas de enero redujeron un poco más los volúmenes en algunas zonas concretas de cultivo. Por otro lado, la demanda de cítricos está siendo alta, sobre todo por la drástica bajada de temperaturas en el centro y norte de Europa y, en menor medida, por el efecto de la COVID y la búsqueda de fruta con vitamina C. Esto está ocasionando que las empresas comercializadoras quieran asegurarse el suministro y haya algo de estrés en las compras de cítricos. Si no hay ningún cambio inesperado en la meteorología, lo más probable es que esta tendencia alcista se mantenga en las próximas semanas”, indica José Enrique Sanz.

Los consumidores demandan más cítricos con sello de certificación de origen
La buena demanda actual de cítricos se suma al creciente interés de los consumidores por los sellos de certificación de origen en los últimos tres años, teniendo la IGP Cítricos Valencianos una posición cada vez más favorable. En la campaña 2017/2018 había 38 empresas envasadoras y comercializadoras valencianas inscritas a la IGP, cifra que ascendió a 47 en la campaña siguiente y a 61 en la campaña 2019/2020. En este ejercicio ya se ha sumado la empresa Fertofrans S.L., de Daimús, y hay tres empresas más interesadas en darse de alta antes que termine la temporada.

Además de la suma de empresas a este organismo, también destaca el aumento de los volúmenes comercializados con el sello de la IGP Cítricos Valencianos. De la campaña 2017/2018 a la 2018/2019 la producción comercializada creció un 61%, volúmenes que incluso aumentaron en otro 3% en la campaña siguiente, a pesar de que los rendimientos de la cosecha de cítricos bajaron un 30% ese año.

“Teníamos empresas inscritas en la IGP que todavía no habían comercializado con nuestro sello, pero esto está cambiando en los últimos tres años, ya que sus clientes lo están empezando a demandar. El interés es claramente creciente, tanto a nivel nacional como por parte de otros países europeos como Francia e Italia, que piden más cítricos de origen valenciano frente a otras procedencias, especialmente de terceros países. Se están poniendo en valor los productos europeos de calidad”, afirma.

“Cada vez hay más cadenas de supermercados que, además de destacar sus marcas privadas en las bandas de los tradicionales Girsac, dejan la mitad de dicha banda para la imagen de los sellos de certificación en origen, como el nuestro, además de acompañar con la etiqueta numerada. Parte de los consumidores más selectos ven esto como un mayor valor añadido para el producto y están dispuestos a pagar un poco más”, señala el gerente de la IGP Cítricos Valencianos.

“El minifundismo también implica un trabajo más artesanal. Hay que ponerlo en valor”
Aproximadamente el 55% de la producción española de cítricos se cultiva en la Comunidad Valenciana, cuya fruta se distingue por el sabor y el color que ofrece un clima con alto contraste de temperaturas entre el día y la noche.

“Es cierto que la Comunidad Valenciana ha ido perdiendo superficie de cultivo de cítricos en favor de otras zonas productoras por la falta de rentabilidad de aquellos agricultores más pequeños. El campo valenciano tiene una estructura minifundista que a priori puede resultar menos atractiva a las empresas comercializadoras, ya que las compras se efectúan a más diversidad de agricultores. Creo que el sector valenciano de los cítricos debe cuidar su origen y poner en valor el producto minifundista, que también es más artesanal y conserva los valores tradicionales de unos cítricos que se distinguen en los mercados desde hace más de 100 años.

Los cítricos valencianos también se suman al auge del bío
La certificación IGP Cítricos Valencianos está incorporando además producción de cítricos bío de la mano de la cooperativa Cofrudeca, de Bèlgida.

“Es un paso importante para nuestros cítricos. Otras centrales de envasado están adaptando sus instalaciones para la producción de cítricos con residuo 0, que será la antesala para dar el paso a la producción y comercialización de producto bío. El futuro es muy prometedor”, concluye José Enrique Sanz.

 

Para más información:
José Enrique Sanz
C.R. IGP “Cítricos Valencianos”
T: +34 963154052
C/ Guillem de Castro, 51-pta.8
46007 VALENCIA
jesanz@citricosvalencianos.com
www.citricosvalencianos.com


Fecha de publicación:
Autor:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2021

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor