Gabriel Escobar, responsable del Departamento Comercial de Escobi:

"El consumo de calabacín crece cada año en los hogares y la pandemia lo ha impulsado más, si cabe"

Los precios del calabacín, así como la berenjena, el pepino y otras hortalizas, se dispararon después de la borrasca y las heladas de enero. En estos momentos se ha recuperado la normalidad en los precios del calabacín, aunque al ser un artículo tan volátil es difícil pronosticar si la media resultará ser más alta al final de la campaña.

Aunque los precios han sido altos para el calabacín y otras hortalizas de invierno, no se espera tampoco que los agricultores retrasen las plantaciones de otros productos de primavera, como la sandía. "Hay una gran base de agricultores que fijan sus fechas de trasplante todos los años, por lo que no esperamos grandes retrasos. Aunque claro está, el tiempo influye y esto sí puede hacer que se retrase o adelante", explica Gabriel Escobar Fernández, responsable del Departamento Comercial de Escobi. 

El cultivo de calabacín continúa creciendo en superficie en Almería. Con sede en Las Norias de Daza, la empresa almeriense Escobi se especializa en la producción y comercialización de este producto, que representa entre un 35 y un 40% de los casi 60 millones de kilos de hortalizas y frutas que trabaja anualmente.

"En nuestro caso, tenemos una base de agricultores muy especializada que suele ir repitiendo este cultivo año tras año, por lo que si estos mismos incrementan superficie- al comprar nuevas tierras, por ejemplo-, se cultiva más, de lo contrario se mantiene. No obstante, es cierto que cada año vemos incrementada la producción. El alto grado de especialización de nuestros agricultores les permite hacer rentable el cultivo pese a la competitividad del mercado", señala el responsable comercial de esta empresa.

Todo esto a pesar de la gran amenaza que supone el virus del Nueva Delhi, que afecta de manera importante al calabacín. En palabras de Gabriel Escobar: "podemos decir que el buen hacer de nuestros agricultores nos ha permitido controlarlo bastante y no está suponiendo un limitante para seguir creciendo". 

De acuerdo con Gabriel Escobar, el calabacín es un artículo muy polivalente y el consumo en los hogares crece año tras año. "Además, la pandemia lo ha introducido más si cabe en la cocina, por lo que podemos ver un incremento de dicho consumo si este se consolida", indica.

Frutas Escobi dirige sus ventas de calabacín principalmente a los mercados del oeste y norte de Europa. "Crecemos prácticamente en todos", afirma Gabriel.

 

Para más información:
Gabriela Escobar
Escobi
+34 950571484
gabriela.escobar@escobi.es
www.escobi.es


Fecha de publicación:
Autor:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2021

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor