Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Las restricciones en la hostelería truncan la campaña en Aragón

“Este año, el conjunto de los productores de trufa negra no ha cubierto los costes de producción"

Este año está siendo especialmente “complicado” para la trufa negra por las restricciones en la hostelería, el principal canal de ventas de este producto no solo en el mercado español, sino también en el exterior, según ha indicado el presidente de la Asociación de Recolectores y Cultivadores de Trufa de Aragón, David Royo. “Francia es el mayor consumidor de trufa en el mundo y tiene unas restricciones peores que nosotros”. Y todo esto en una temporada en la que la trufa ha tenido una calidad “excepcional” y un aroma “muy bueno”, subraya David, gracias a que la meteorología ha sido favorable para su desarrollo en Aragón, la principal región productora de este codiciado hongo.

Esta situación ha provocado que gran parte de la trufa que se ha comercializado haya tenido como destino la industria, para la elaboración de conservas o productos aromados, donde el precio también ha caído hasta un 30%. “No ha habido tanta trufa en fresco, que es la que tiene más valor culinario y económico, y se ha derivado a la industria conservera”, ha afirmado Royo.

Como consecuencia, muchos recolectores se han enfrentado a la venta a pérdidas. “Este año, el conjunto de los productores no ha cubierto los costes de producción", ha señalado Royo. "Aparte de la inversión inicial para poner la plantación en funcionamiento, que es bastante fuerte, con la preparación, vallados, sistemas de riego, etc., son ocho años de cultivo sin recolección. Normalmente se produce y todo se consume, pero este año el mix de precios ha hecho que no se hayan cubierto los costes”.

Además, la suspensión del Mercado de la Trufa de Graus por la situación sanitaria tampoco ha ayudado a propiciar la venta por unidad, que es la que tiene los precios más elevados. “La promoción que hemos podido hacer este año ha sido mucho menor. La trufa es un producto que se vende por su aroma, y la gente la compra cuando la huele. Y no hemos podido acercarnos al consumidor final”, ha lamentado, no sin lanzar un mensaje de ánimo a todos los cultivadores para salir adelante y poner todos los esfuerzos en la próxima campaña, cuando esperan que ya haya vuelto la normalidad a toda la sociedad.

 

Fuente: aragondigital.es


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


Facebook Twitter Linkedin Rss Instagram

© FreshPlaza.es 2021

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor