Universidad de Nevada en Reno

Un estudio demuestra que el nopal es un cultivo resistente a la sequía y tiene mucho potencial

¿Podría el nopal convertirse en un cultivo importante como la soja y el maíz en un futuro próximo, y ayudar a proporcionar una fuente de biocombustible, así como un alimento sostenible y un cultivo de forraje? Según un estudio publicado recientemente, un equipo de investigadores de la Universidad de Nevada en Reno cree que la planta, con su alta tolerancia al calor y su bajo consumo de agua, puede ser capaz de proporcionar combustible y alimento en lugares donde hasta ahora no han sido capaces de producir de forma sostenible.

Los modelos de cambio climático global predicen que los episodios de sequía a largo plazo aumentarán en duración e intensidad, lo que se traducirá en un aumento de las temperaturas y una disminución de los niveles de agua disponibles. Muchos cultivos, como el arroz, el maíz y la soja, soportan un límite de calor, y otros cultivos tradicionales, como la alfalfa, requieren más agua de la que podría estar disponible en el futuro.

"Las zonas secas van a ser más secas a causa del cambio climático", afirma el profesor de Bioquímica y Biología Molecular John Cushman, de la Facultad de Agricultura, Biotecnología y Recursos Naturales de Universidad de Nevada. "En última instancia, vamos a ver cada vez más problemas de sequía en cultivos como el maíz y la soja en el futuro".


Imagen: Unr.edu

Energía renovable
Como parte de la Estación Experimental de la Universidad, Cushman y su equipo publicaron recientemente los resultados de un estudio de cinco años sobre el uso del nopal sin espinas como cultivo comercial de alta temperatura y bajo consumo de agua. El estudio, financiado por la Estación Experimental y el Instituto Nacional de Alimentación y Agricultura del Departamento de Agricultura de Estados Unidos, fue el primer ensayo de campo a largo plazo de especies de Opuntia en Estados Unidos como materia prima bioenergética para sustituir a los combustibles fósiles.

Los resultados del estudio, que se llevó a cabo en el laboratorio de la Estación Experimental del Sur de Nevada, en Logandale (Nevada), demostraron que la Opuntia ficus-indica ofrecía la mayor producción de frutos y utilizaba hasta un 80% menos de agua que algunos cultivos tradicionales. Entre los coautores se encuentran Carol Bishop, de la unidad de Extensión de la Universidad, el investigador Dhurba Neupane y los estudiantes de posgrado Nicholas Alexander Niechayev y Jesse Mayer.

"El maíz y la caña de azúcar son los principales cultivos bioenergéticos en la actualidad, pero utilizan entre tres y seis veces más agua que el nopal", explica Cushman. "Este estudio demostró que la productividad del nopal está a la par de dichos cultivos bioenergéticos, pero utiliza mucha menos agua y tiene una mayor tolerancia al calor, lo que lo convierte en un cultivo mucho más resistente".

El nopal funciona bien como cultivo bioenergético porque es un cultivo perenne y versátil. Cuando no se cosecha para biocombustible, funciona como sumidero de carbono terrestre, eliminando el dióxido de carbono de la atmósfera y almacenándolo de forma sostenible.


Para más información:
“Five‐year field trial of the biomass productivity and water input response of cactus pear (Opuntia spp.) as a bioenergy feedstock for arid lands.
Puede encontrar información sobre la investigación de Cushman aquí.

 


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


Facebook Twitter Linkedin Rss Instagram

© FreshPlaza.es 2021

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor