Chris Rose, de Asplins Producer Group

La temporada de frutos rojos del Reino Unido empieza despacio y la mano de obra sigue preocupando

La temporada de frutos rojos en el Reino Unido está comenzando poco a poco, un poco más tarde que el año pasado debido a una semana de nieve seguida de días nublados.

"La primera producción de invernadero está llegando ahora a los establecimientos de la gran distribución, pero aún es temprano", explica Chris Rose, de Asplins Producer Group, con sede en Kent. "Será un incremento lento y antes de que esté listo el principal cultivo de túnel. Dicho esto, el cultivo tiene buen aspecto, pero lleva en torno a una semana de retraso con respecto a la temporada pasada".

La demanda de frutos rojos tiene muy buen aspecto, según Chris ha sido así mucho tiempo y ha continuado fortaleciéndose conforme la gente ha ido adquiriendo más conciencia de su salud y de la alimentación saludable.

"Tengo mucho optimismo en la continuación de la demanda".

Lo que continúa preocupando a los productores en el Reino Unido es la disponibilidad de mano de obra, aunque el plan piloto de trabajadores temporales, Seasonal Worker, ha pasado de 10.000 trabajadores a 30.000. Todavía no se acerca a las necesidades totales del sector.

"La ampliación del programa es muy bienvenida, y algunos productores también tendrán repetidores con estatus de fijos, pero aun así habrá escasez y se perderán algunos cultivos. Se suponía que se anunciarían los detalles finales el 12 de febrero, pero aún no se ha hecho. Es muy tarde y los empleadores no tienen mucho tiempo de organizar nada".

Están también las normas adicionales por el coronavirus y, en este momento, las llegadas a Inglaterra desde determinados países tienen que hacer cuarentena en hoteles. Esto no se aplicará a los trabajadores temporeros, autorizados a pasar la cuarentena en las fincas.

"Los trabajadores pueden pasar la cuarentena juntos en grupos y también pueden trabajar juntos en esos grupos, lo que reduce el riesgo de infección. No hay obligatoriedad de hacer pruebas, pero los agricultores las hacen para asegurarse. El año pasado, sorprendentemente, hubo pocos casos en las fincas, aunque todo venía de nuevo. No obstante, aún no podemos permitirnos el lujo de confiarnos".

"La reducción de casos en el Reino Unido y la implantación de la vacuna podría hacer más atractivo para los trabajadores venir para la cosecha".

El año pasado, los productores tuvieron que hacer grandes inversiones para que el alojamiento fuera seguro para los trabajadores, lo que incluyó nuevos alojamientos, duchas y espacios recreativos, etc. Esto no habrá que repetirlo este año, pero aún tenemos que garantizar el distanciamiento físico, lo que supone más costes de transporte, entre otras cosas.

"Ha habido competencia con las importaciones europeas, sobre todo porque España está avanzando hacia zonas de producción más tardías, pero seguramente ahora, desde el brexit, ya no valdrá la pena todo el coste extra y el lío para traer aquí la fruta al final de su temporada".

Más información:
Chris Rose
Asplins Producer Organisation
Tel.: +44 1795 594811
Email: commercial@asplinspo.com      


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


Facebook Twitter Linkedin Rss Instagram

© FreshPlaza.es 2021

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor