Entrevista a Jordi Mor, impulsor del revolucionario modelo Zaragoza

"Un método moderno para el cultivo de almendras"

Jordi Mor es un técnico agrícola español con años de experiencia en el cultivo de fruta de hueso, y es también el impulsor del modelo Zaragoza, un nuevo método revolucionario para la gestión de huertos de almendros que se ha ensayado por primera vez en una zona próxima a la ciudad de Zaragoza. Se trata de un modelo que, desde hace algunos años, goza de éxito no solo en España e Italia, sino también en otros continentes.

Jordi Mor

FreshPlaza (FP): ¿Cómo y cuándo surgió la idea de crear el innovador modelo Zaragoza?
Jordi Mor (JM):
Hasta 2014, el cultivo de la almendra se realizaba de dos formas: o con el sistema tradicional, que implica tener pocas plantas por hectárea (unas 350 plantas/hectárea) y consecuentemente bajos rendimientos, o con el sistema superintensivo, con hasta 2500 plantas/hectárea y la necesidad de una inversión inicial considerable. Sin embargo, con el paso de los años, y con el creciente interés por los superintensivos, la disponibilidad de plantas empezó a escasear, y en las plantaciones ya establecidas, tras un primer periodo de alta eficiencia (unos 7 años), los árboles tendían a perder productividad. Dadas estas circunstancias, traté de crear un método de cultivo a medio camino entre el tradicional y el superintensivo, capaz de reducir los costes de inversión, hacer que la planta entrara en producción temprano y aumentar los rendimientos en términos de calidad y cantidad.

Almendros de dos años gestionados con el método Zaragoza (España)

FP: ¿Cuáles son las fortalezas y debilidades del modelo Zaragoza?
JM: Entre los puntos fuertes, cabe destacar la necesidad de poca mano de obra y pocas horas de trabajo, un alto grado de mecanización, una planta completamente formada ya después de 30 meses (menos de 3 años), inversiones limitadas y, por lo tanto, mayor posibilidad de acceder a préstamos por parte de los bancos, y un riesgo reducido, pero con un retorno productivo similar al superintensivo, si no mayor con el paso del tiempo.

Elaboré un plan de negocio real para el modelo Zaragoza que resultó útil para abordar a los agricultores más escépticos. Al principio costó bastante esfuerzo, pero cuando el productor se dio cuenta de que podía adelantar la entrada en producción (a partir del segundo año del trasplante), obteniendo excelentes volúmenes y una recuperación de los costes de inversión inicial ya en el tercer o cuarto año, el modelo comenzó a ganar terreno por sí mismo.

Árboles tres años después del trasplante

El único punto débil era el relativo a la cosecha, ya que mi idea era agilizar las operaciones con sistemas totalmente mecanizados, evitando el uso de vareadores, mantas o excesiva mano de obra. Este es un problema que casi hemos resuelto. Estamos trabajando junto a un equipo de ingenieros y empresas en una nueva máquina diseñada para la recolección que llamaremos "cosechadora Zaragoza", que será muy fácil de usar, económica y de tamaños reducidos, y que permitirá la recolección en plantaciones con densidades de plantación de hasta 1.000 plantas por hectárea (5 m x 2 m).

FP: ¿Cuándo saldrá al mercado esta nueva máquina?
JM: Creemos que no antes de 2022. Estamos haciendo grandes avances en este sentido. Debe perfeccionarse y luego probarse. Para acortar el tiempo, se utilizará ya en la próxima campaña de almendra, tanto en el hemisferio norte como en el sur, por lo que también se podrá probar en diferentes ambientes y variedades.

FP: ¿Qué tipo de emprendedor suele optar por adoptar este método?
JM: El modelo Zaragoza es adecuado tanto para pequeños agricultores como para grandes empresas que quieran plantar cientos de hectáreas. Estamos hablando de un modelo que no requiere mucha mano de obra cualificada.

FP: ¿Qué importancia tiene contar con técnicos/agrónomos para obtener excelentes resultados?
JM: Nuestro sistema es sencillo y comprensible, pero aun así, los técnicos cumplen un papel fundamental, sobre todo en las primeras etapas, cuando se planifica la poda de formación para que el árbol obtenga una corona tupida-cilíndrica de 180-200 cm de diámetro y 220-240 cm de altura sobre un tronco de unos 75-80 cm. En Italia, el agrónomo Vito Vitelli ha promocionado el método Zaragoza en diversas zonas de cultivo de almendro tanto del norte como del sur del país.

Poda de formación realizada en el primer año

El sistema de gestión Zaragoza está demostrando ser efectivo, permitiendo lograr resultados extraordinarios con una pequeña inversión y poca mano de obra. Satisface unas demandas que han surgido del campo, de empresas que no siguen las tendencias ni los intereses de los proveedores de maquinaria agrícola. El método Zaragoza aporta soluciones que son beneficiosas para toda la cadena y que se pueden adaptar a todos los contextos.

Para más información:
Jordi Mor
+34 650817711


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


Facebook Twitter Linkedin Rss Instagram

© FreshPlaza.es 2021

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor