El túnel entre España y Marruecos podría comenzar a ejecutarse en las décadas de 2030 o 2040

El proyecto de conectar España y Marruecos a través de un enlace fijo en el Estrecho, que viene siendo estudiado de forma oficial desde 1979, cuando se crearon las sociedades estatales de estudios SNED en Marruecos y la Sociedad Española de Estudios para la Comunicación Fija a través del Estrecho de Gibraltar (Secegsa) en España, vuelve a cobrar fuerza.

Sobre todo tras los acuerdos firmados por Reino Unido y Marruecos a raíz del brexit para mejorar las condiciones de las importaciones a territorio británico. Entre ellos están la supresión de aranceles para el tomate. El 25% de esta hortaliza y el 75% de los frutos rojos que consume Reino Unido proceden de Marruecos y el acuerdo postbrexit sellado en octubre de 2019 no solo consolida estas relaciones comerciales, sino que las aumentará. 

Aunque ahora que el Reino Unido está fuera de la UE, la comercial es solo una de las áreas en las que los dos países pueden acercarse. El turismo es otro sector en el que una conexión entre Tánger y Gibraltar podría activarse una vez que se levanten las restricciones por la pandemia. Por ello, además del sueño de construir un túnel entre las dos orillas, ambos países están estudiando la posibilidad de crear rutas marítimas para pasajeros y mercancías y aumentar las conexiones aéreas.

2030 o 2040
El proyecto entre Reino Unido y Marruecos no deja de ser, a estas alturas, solo una declaración de intenciones ante el nuevo marco planteado a raíz del brexit. Sin embargo, todo este trabajo lo tienen ya muy adelantado España y Marruecos con una fecha aproximada: las décadas de 2030 o 2040. Aunque para ello sería necesaria la ayuda del sector privado debido al altísimo coste para hacerlo realidad. 

Después de más de 40 años de estudio y más de un siglo de propuestas de todo tipo que ya son parte de la historia de la ingeniería civil, el proyecto más viable, según los estudios realizados por Secegsa, es un túnel de 38,67 kilómetros de longitud que una las dos orillas del Estrecho entre Punta Paloma, en Tarifa, y Punta Malabata, cerca de Tánger. Del total, 27,75 kilómetros corresponden al tramo submarino, con una profundidad máxima de 475 metros y una pendiente del 3%.

Durante los últimos meses los responsables de Secegsa se han reunido con representantes políticos y sociales del Campo de Gibraltar para darles a conocer la situación del proyecto. En la última de ellas, Pablo Díaz, jefe del Área de Desarrollo Socioeconómico de Secegsa, explicó al alcalde de San Roque, Juan Carlos Ruiz Boix, que los trabajos se podrían iniciar en las próximas décadas.

 

Fuente: europasur.es


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


Facebook Twitter Linkedin Rss Instagram

© FreshPlaza.es 2021

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor