Ensayos de cultivo de trufa blanca en la región francesa de Turena

Hasta ahora, la trufa blanca (Tuber magnatum) solo se cosechaba en estado silvestre, pero los investigadores del INRAE, en colaboración con los viveros Robin, con sede en los Altos Alpes, han conseguido cultivarla en el suroeste de Francia, gracias a los árboles micorrizados. 

Según un estudio publicado en la revista Mychorriza, el cultivo de la trufa blanca sería posible, como explica Claude Murat, director de investigación del INRAE. 

Se han realizado algunas pruebas en Turena y Jérôme Lespagnol, presidente de la Asociación de Truficultores de Turena y agricultor y productor de trufas, comenta: "Ahora sabemos cómo hacer un árbol micorrizado con trufas blancas, sabemos cómo fructificarlo, pero todavía estamos en las primeras fases de la fructificación". En cuanto a la cuestión de los suelos, requieren más humedad que para la trufa negra y Jérôme Lespagnol apunta: "Creo que tenemos los suelos apropiados, pero que no debemos dejarnos llevar por eso". 

Romain Belloir, directivo de la empresa Bellorr, con sede en Avrillé-les-Ponceaux, explica: "Logramos micorrizarla, pero hasta ahora, en los últimos diez años, nunca hemos cosechado ninguna en Turena". La trufa blanca es una trufa de bosque, que crece a una altitud de 500 a 600 metros.

Si la trufa blanca es tan cara es porque no se cultiva, a diferencia de su prima la trufa negra, por lo que es más escasa. Se encuentra principalmente en Italia y en Europa Central. En cuanto al precio, la trufa blanca puede costar hasta cinco veces más: entre 1.500 y 5.000 euros por kg, frente a los 500 a 1.000 euros de la trufa negra, según la Federación Francesa de Truficultores.



Fuente: lanouvellerepublique.fr  


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


Facebook Twitter Linkedin Rss Instagram

© FreshPlaza.es 2021

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor