Panorámica del norte de Italia

Del Piamonte a la Toscana, fuertes pérdidas de fruta de hueso y daños en kiwi y fruta de pepita

Continúa creciendo la preocupación en el norte de Italia a causa de las bajas temperaturas. A continuación, se expone región por región una situación parcial de los daños.

Piamonte
En la zona de Monregalese, en la provincia de Cuneo, la región frutícola por excelencia, las temperaturas han caído a -3 °C, con manifiestas heladas acompañadas de niebla de avección y radiación, y pequeñas nevadas. Esto es lo que señalan los técnicos de la agencia 4A de Coldiretti, que está controlando la situación junto con los agricultores para recomendar posibles soluciones para hacer frente a las heladas. La alerta por heladas continúa, pues estaban previstos nuevos fenómenos al menos hasta hoy viernes.

Véneto
Las heladas matutinas de estos días amenazan con quemar las yemas y la fruta de los melocotoneros, albaricoqueros y ciruelos, en particular en las zonas de Monselice, Conselve y Colli. "Las temperaturas de hasta 3 grados bajo cero no están dentro de las medias estacionales. En estas horas estamos recibiendo muchos partes de cultivos dañados. Sin embargo, es muy pronto para evaluar los efectos del tiempo", explica Tiziano Girotto, director de Condifesa Padova.

El 8 de abril, a las 6 de la mañana, las temperaturas más bajas registradas fueron -3,5 grados en la provincia de Verona, y entre 2 y 3 grados bajo cero también en zonas locales del medio-alto Polesine, en la provincia de Padua y Vicenza.

Emilia Romaña
Las zonas frutícolas de Módena, Rávena, Bolonia y Forlì-Cesena están experimentando noches gélidas. Lo que sobrevivió a las heladas del 18-20 de marzo se ha perdido ahora.

Fotos de Fabiano Mazzotti tomadas el 8 de abril en la provincia de Rávena

El 8 de abril, a las 6 de la mañana las temperaturas más bajas registradas fueron los -5,0 °C de la zona de los alrededores de Copparo (Ferrara), los -4,3 °C de Jolanda di Savoia (Ferrara) y los -3 °C de la provincia de Módena.

Este año, seguramente, la fruta de la Romaña desaparecerá de los mercados, y lo mismo pasará con las cerezas de la zona de Vignola. "La caída brusca y prolongada de las temperaturas, de la medianoche del miércoles hasta el jueves por la mañana, con temperaturas extremas de 6 grados negativos en las llanuras, acompañadas en casi todas partes de lluvias fuertes, heladas nocturnas y nieve, incluso en las montañas, ha afectado a toda la región", afirman desde Confagricoltura Emilia Romagna.

Foto de Condifesa Ravenna

Poco o nada se recolectará de los albaricoqueros, ciruelos, melocotoneros, nectarinos y cerezos en la llanura y las montañas entre Rímini, Forlì-Cesena, Rávena y hasta Bolonia Ferrara y Módena. También se han producido daños en los ya brotados caquis y kiwis, tanto amarillos como verdes, sobre todo en las fincas sin sistema antilehadas ni mallas antigranizo. Las lluvias y la humedad han acentuado los efectos de las temperaturas frías en las especies frutícolas en flor, como los manzanos. También se han registrado daños en los ovarios de las flores del peral.

Antenore Cervi, presidente de Cia Reggio, destaca que las intervenciones estructurales contra las heladas (como mallas o ventiladores) solo son efectivas parcialmente. "Por eso pedimos revisar las pólizas de seguro teniendo en cuenta los cambios climáticos que tan fuerte penalizan no solo a la agricultura de Reggio, sino también a la de toda Emilia Romaña. Pedimos soluciones urgentes y concretas para los agricultores". También insta a alcanzar un verdadero y apropiado pacto por la agricultura a nivel regional, con una serie de beneficios inmediatos para aquellos que hayan sufrido daños, como moratorias de los préstamos o financiación a fondo perdido".

Toscana
Siete heladas en un mes y cultivos enteros quemados por las heladas. Hasta la fecha, el sector hortofrutícola de la toscana estima que ha perdido el 80% de la producción de albaricoque y entre el 70% y 50% de la de nectarinas y melocotones. "Es una situación dramática, es el tercer año seguido que registramos daños enormes, pero este 2021 es peor que el resto", informa Confagricoltura Toscana por medio de Antonio Tonioni,  presidente del sector hortofrutícola. Menos 5,3 grados se registraron en Valdichiana, donde se concentra la mayor producción de frutas y hortalizas de la Toscana, y hasta menos 3 grados en la costa, entre Livorno, Grosseto y Pisa. Ahora, el foco está en los manzanos y perales en plena floración. "Otra heladas sería desastrosa", advierte Tonioni.

Sin embargo, todavía es muy pronto para estimar los daños. "Ya podemos afirmar que superarán los de 2020. Las heladas de este año han encontrado ya el campo en flor por las temperaturas cálidas de febrero. Debemos esperar a mayo para conocer las pérdidas reales, cuando determinaremos si la fruta que queda en los árboles es buena o caerá si los daños son irreparables".


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


Facebook Twitter Linkedin Rss Instagram

© FreshPlaza.es 2021

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor