En El Bierzo se espera salvar las campañas de cereza, pera Conferencia y manzana Reineta

"En un par de semanas tendremos claro si hemos perdido cosecha por las heladas de marzo"

Los fruticultores de la comarca leonesa del Bierzo se encuentran a la espera de conocer en las próximas semanas las consecuencias de las heladas registradas a mediados y finales del mes de marzo. "Estamos a la espera de que caiga la flor para comprobar el posible daño en los frutos, en un par de semanas tendremos claro si hemos perdido cosecha por culpa de eso", señaló a iLeon el director técnico de la Asociación Berciana de Agricultores (ABA), Pablo Linares.

En El Bierzo se cultivan frutas como la pera Conferencia y la manzana Reineta, ambas reconocidas con un sello de calidad, así como la Cereza del Bierzo, que obtuvo su marca de garantía en octubre de 2016.

El año pasado, las heladas primaverales redujeron la producción de pera Conferencia a 9 millones de kilos, algo más de la mitad de una campaña normal. Mejor suerte corrió la manzana Reineta, que se vio menos castigada por las heladas, totalizando un volumen de producción de 2 millones de kilos.

La Cereza del Bierzo, por su parte, encadena 4 malas campañas, con producciones mermadas por culpa de la meteorología. En 2020, este fruto, el primero en el calendario de las grandes cosechas de la temporada, sufrió pérdidas cercanas al 50% de una campaña normal, con una producción total de poco más de 1.000 toneladas.

La Marca de Garantía pera Conferencia del Bierzo cuenta con 170 productores inscritos y una superficie total de cultivo de 420 hectáreas, mientras que la Denominación de Origen manzana Reineta del Bierzo tiene inscritos 90 productores, con 96 hectáreas de superficie.

La cereza del Bierzo cuenta en la comarca con 3 zonas principales de producción, en las riberas de los ríos Burbia, Cúa y Oza. La producción total de este cultivo en las más de 200 hectáreas de cultivo existentes en la comarca se estima en unos 3 millones de kilos al año y su repercusión en la actividad económica se calcula en más de 3 millones de euros.

Como factor positivo, señala Linares, los primeros tres meses del año están siendo "húmedos", lo que permitirá que los acuíferos de la comarca se recarguen de manera adecuada para afrontar la temporada estival. "Mientras no vuelva a helar, no hay problema", asegura, que avanza que la recogida de las variedades más tempranas de cereza podría arrancar a mediados de mayo.

 

Fuente: ileon.com


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


Facebook Twitter Linkedin Rss Instagram

© FreshPlaza.es 2021

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor