La interprofesional de la patata de Castilla y León dispondrá de un modelo de arbitraje para solventar problemas con los contratos

La Dirección General de la Cadena Alimentaria ha mantenido esta semana una reunión con los representantes de la Organización Interprofesional de la Patata de Castilla y León para dar a conocer al sector las últimas modificaciones de la Ley 12/2013, de 2 de agosto, de medidas para la mejora del funcionamiento de la cadena alimentaria.

Además, este año se incorpora un plan nacional de controles que ejecutarán directamente las comunidades autónomas y que permitirá extender y mejorar la necesidad de las relaciones contractuales entre los agricultores y los compradores de patata, envasadores u otros agentes que faciliten el traslado de este producto a los canales de comercialización a los que accede el consumidor.

Gema Marcos, directora general de la Cadena Alimentaria, ha puesto a disposición de la interprofesional el modelo de cláusula de arbitraje y mediación para facilitar al sector una solución que evite recurrir a los tribunales ante problemas que puedan surgir en el cumplimiento de los contratos. La patata es un sector con gran segmentación en origen, muy rígido en la demanda, y muy volátil en la oferta, generalmente sometido a fuertes presiones especulativas en origen y excesiva estabilidad en los precios de venta y, por ello, se considera esencial la difusión de la obligatoriedad de firmar contratos como medida de protección a los productores.

La directora general ha aprovechado esta reunión para pedir un esfuerzo en la implicación de todos los agentes que intervienen en la cadena alimentaria. “La interprofesional juega un papel importantísimo, pero es necesaria la implicación tanto de la distribución como del propio consumidor, y no hay que olvidar que este último es el que al final decide el producto a consumir”, ha dicho Marcos.

Castilla y León es la Comunidad Autónoma con mayor superficie dedicada a este cultivo, más de 19.000 hectáreas y la que tiene una mayor producción en el conjunto de España, 930.000 toneladas en la última campaña. Pero además de la importancia por el volumen de producción, la patata de Castilla y León es un producto de una altísima calidad que necesita del apoyo de todos los operadores de la cadena alimentaria para poder llegar al consumidor.

 

Fuente: agrodigital.com


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


Facebook Twitter Linkedin Rss Instagram

© FreshPlaza.es 2021

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor