Ola de frío en Francia: los profesionales constatan los daños

La ola de frío que ha afectado a Francia, y con ella los violentos episodios de heladas, ha provocado daños considerables; desde el norte hasta el valle del Ródano, pasando por el suroeste, con numerosas regiones afectadas. Fue una verdadera catástrofe para los productores que no habían experimentado tales temperaturas (hasta -6 °C en algunas zonas) desde hace casi tres décadas. Los profesionales piden al gobierno medidas de emergencia y apoyo para hacer frente a la situación.

Por su parte, la Federación Nacional de Sindicatos de Operadores Agrícolas (FNSEA) "reclama una rápida reacción por parte de los poderes públicos", que deben "estudiar inmediatamente medidas de compensación que permitan a todos superar el difícil año que se avecina".

"Cuando se dan temperaturas tan excepcionales, no se puede hacer nada al respecto. La naturaleza se impone ante nosotros", afirma Christiane Lambert, presidenta de la FNSEA, entrevistada por franceinfo.

El Ministro de Agricultura, Julien Denormandie, declaró en Public Sénat que "se necesitarán algunos días para medir con precisión la magnitud de los daños". En franceinfo, el ministro declaró: "nos encontramos ante una situación bastante excepcional, especialmente difícil". Aunque las pérdidas son notables, aún es demasiado pronto para cuantificar los daños. 

Pérdidas dramáticas para los frutales
El presidente de la Asociación Nacional de Manzanas y Peras (ANPP) y secretario general de Interfel, Daniel Sauvaitre, explicó a la AFP que "los melocotones, las nectarinas y los albaricoques escasearán este año en los estantes. Se trata de saber si quedan suficientes flores aún verdes para lograr una cosecha. Y solo estamos a mediados de abril, así que podría haber heladas hasta principios de mayo". 

En su blog, Daniel Sauvaitre escribe: "Tres noches de heladas que han afectado sucesivamente a la casi totalidad de las regiones de producción de manzanas y peras de Francia. [...] Para los campos que experimentan heladas primaverales con menos frecuencia, o porque suelen tener poco impacto, las torres de viento, las velas y otros sistemas antiheladas han mostrado sus límites. Muchas de las flores o frutos jóvenes se han congelado. La abundante floración del año sigue dando esperanzas de cosecha. Esto dependerá de las variedades, del estado de la vegetación y de las condiciones de la próxima polinización. [...] Sin embargo, como todos los años, habrá que esperar hasta mediados de mayo para poder hacer finalmente los primeros recuentos y evaluar la próxima cosecha. [...] Tras la protección contra el granizo y la sequía, la protección contra las heladas ya no puede ser una opción, sino un requisito adicional para el éxito agronómico y económico del huerto".

En algunas regiones, los profesionales han perdido casi todo su cultivo. Para los fruticultores cuyas producciones estaban más avanzadas (fase de floración), es una pésima noticia. "Tuvimos una ola de heladas invernales con temperaturas que bajaron a -5 y -6 °C en los huertos y viñedos, nada que ver con las heladas primaverales. En esta fase de madurez, los huertos y las viñas no aguantaron. A pesar de las medidas preventivas desplegadas, torres de viento, velas y aspersión con agua. Los resultados no son buenos", explica Françoise Roch, productora del departamento de Tarn y Garona y presidenta de la federación nacional de productores de fruta.   

En Occitania, por ejemplo, quedó destruido del 70 al 100 % de los cultivos por las heladas. En Provenza-Alpes-Costa Azul la situación es igual de mala. "Tuvimos temperaturas de -5 a -10 °C según el sector, y a pesar de las medidas de protección, no se salvaron todos los cultivos. Por ejemplo en los huertos, hemos perdido entre el 60 y el 100 % de la futura cosecha. Hablamos de 200 hectáreas de manzanos y casi 10.000 toneladas de manzanas, solo en la comuna de La Motte-du-Caire", afirma Laurent Depieds, productor de manzanas en Alpes de Alta Provenza y secretario regional de la FNSEA. 

Activación del régimen de catástrofe agrícola
Julien Denormandie anunció el jueves la puesta en marcha del régimen de catástrofe agrícola. "Esta ayuda está reservada a los agricultores que justifiquen un índice de pérdidas físicas del 30% de la producción anual". El importe todavía no se ha comunicado. 




Fuente: bfmtv.com  / ouest-france.fr  / rtl.fr 
Fotografía: © Eric Camoin - Maxppp


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


Facebook Twitter Linkedin Rss Instagram

© FreshPlaza.es 2021

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor