Enfrentado al rey de Marruecos por una mandarina

Un Abogado General del Tribunal de Justicia de la Unión Europea se ha pronunciado este jueves sobre la disputa que enfrenta a la familia real de Marruecos con un productor murciano por la explotación de una plantación de la variedad protegida de mandarina Nadorcott sin poseer la licencia pertinente, proponiendo dar la razón al rey de Marruecos.

El asunto fue elevado a la Justicia europea por el Tribunal Supremo, que debe resolver si la empresa Nadorcott Protection S.A.R.L., propiedad de la familia real marroquí y dueña de la variedad de mandarina Nadorcott, conserva el derecho a emprender acciones legales por cultivar la variedad sin su permiso o si ese derecho ha prescrito por haber superado el plazo de tres años que recoge la normativa europea.

El asunto se remonta a 2007, año en el que la empresa de la familia real marroquí remitió un primer requerimiento a la sociedad de José Cánovas Pardo para que cesara en la explotación de la variedad protegida en la localidad de Alhama de Murcia, donde desde 2016 cultivaba 4.457 mandarinos Nadorcott, mientras no solicitara la licencia correspondiente.

Posteriormente, en 2011 la empresa del rey marroquí presentó ante un Juzgado de lo Mercantil una demanda para que se declarara la infracción de los derechos legítimos sobre la variedad desde 2006 y hasta que cesara la explotación. También solicitó que se condenara a la sociedad murciana a dejar de explotar la variedad controvertida, eliminar y destruir cualquier material de la misma y a pagarle una indemnización de 35.000 euros.

Sin embargo, en un primer momento la Justicia dio la razón al agricultor murciano por considerar que había expirado el plazo previsto en las normas europeas. El reglamento, en particular, establece que el derecho del titular a emprender acciones legales "prescribirá transcurridos tres años a partir de la fecha en la que se haya concedido finalmente la protección comunitaria de obtención vegetal y el titular haya tenido conocimiento del acto y de la identidad del infractor". Y esta variedad vegetal está protegida en la UE desde 2004.

Nadorcott Protection recurrió este fallo ante la Audiencia Provincial de Murcia, que posteriormente dictaminó que los actos de infracción se habían reiterado en el tiempo y que la prescripción se había interrumpido en noviembre de 2009, cuando se abrieron diligencias preliminares. En consecuencia, declaró que solo habían prescrito los actos de explotación realizados más de tres años antes de dicha fecha.

Finalmente, la sociedad del agricultor murciano presentó un recurso de casación ante el Tribunal Supremo cuestionando la interpretación sobre el periodo de prescripción de la Audiencia Provincial de Murcia.

 

Fuente: laopiniondemurcia.es


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


Facebook Twitter Linkedin Rss Instagram

© FreshPlaza.es 2021

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor