Fraunhofer Institute for Process Engineering and Packaging

Recubrimientos de papel bioactivos para sustituir el plástico de los envases alimentarios

La cantidad de residuos de plástico se incrementa cada año. Parte de estos residuos provienen de los embalajes de plástico utilizados para proteger los alimentos. Como parte del proyecto BioActiveMaterials, los investigadores de Fraunhofer-Gesellschaft han desarrollado un recubrimiento respetuoso con el medio para los embalajes de plástico. De esta forma, no solo se ahorra plástico, sino que el recubrimiento de proteínas y ceras de origen vegetal también prolonga la vida útil de los alimentos. Después de su uso, el embalaje se puede depositar en el contenedor de reciclado de papel.

Hoy en día, quienes compran alimentos en las tiendas de descuentos casi siempre comprarán también envases de plástico. Sin embargo, los plásticos a base de aceite mineral están contribuyendo a aumentar la montaña de residuos. En Alemania, solo en 2017 se generó un total de 38,5 kilos de residuos de embalajes plásticos por persona. Estos residuos acaban flotando en los mares o se exportan a países asiáticos o africanos para su eliminación. Expuestos a factores ambientales, estos grandes elementos plásticos se descomponen en microplásticos que, al final, acaban en la cadena alimentaria. Por lo tanto, la reducción de los embalajes de plástico en el sector alimentario también es una cuestión de necesidad.

El Fraunhofer Institute for Process Engineering and Packaging IVV y el Fraunhofer Institute for Interfacial Engineering and Biotechnology IGB han presentado una solución innovadora y sostenible para los envases alimentarios. Al igual que los envases convencionales, mantiene los alimentos frescos durante más tiempo. No obstante, el nuevo embalaje no contiene ningún plástico. Después de su uso, se puede reciclar sin problema.

Las proteínas, ceras y antioxidantes aumentan la vida útil de los alimentos
En el proyecto BioActiveMaterials, los investigadores utilizan el papel como material de base para producir materiales de embalaje típicos y funcionales: bolsas resellables o papel de envolver. El papel está dotado de un recubrimiento especial mediante procesos industriales. Los investigadores obtienen este recubrimiento a partir de proteínas y ceras con aditivos de base biológica. La formulación especial de este recubrimiento, que ofrece estabilidad a largo plazo, cumple varias funciones al mismo tiempo.

Los papeles recubiertos desarrollados dentro del proyecto BioActiveMaterials son una alternativa al embalaje que se usa actualmente para todo tipo de alimentos, ya se trate de frutas, hortalizas, carne, pescado, queso o incluso repostería. Los consumidores pueden almacenar y manipular los alimentos envasados en papel exactamente igual que aquellos que se envasan en plástico. "Nuestro embalaje a base de papel también es apto para productos que requieren de refrigeración, como la carne, por ejemplo. La función antioxidante se mantiene", añade Müller. Este embalaje se puede usar incluso para alimentos congelados. "Después de su uso, el embalaje se deposita en el contenedor de reciclaje de papel, el recubrimiento es biodegradable y no obstaculiza el proceso de reciclaje", dice la doctora Cornelia Stramm, directora de departamento en el Fraunhofer Institute for Process Engineering and Packaging IVV.

La nota de prensa completa está disponible aquí.

Para más información:
Karin Agulla
Fraunhofer Institute for Process Engineering and Packaging IVV
Giggenhauser Straße 35
85354 Freising, Alemania
Tel. +49 8161 491-120
Fax +49 8161 491-222
Web: ivv.fraunhofer.de


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


Facebook Twitter Linkedin Rss Instagram

© FreshPlaza.es 2021

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor