Sandor Makai, de Makai Frucht:

"Todavía es temprano para cuantificar los daños totales en el cultivo de frutas de hueso en Hungría"

El frío inusual del mes de abril también ha dejado huellas en los cultivos centroeuropeos, como por ejemplo en Hungría, uno de los países productores de fruta de hueso más importantes de Europa. A pesar del lento comienzo de la temporada, todavía no se puede hablar de un año malo, según comenta Sandor Makai (ver foto), director de la empresa húngara Makai Frucht y proveedor del mercado mayorista de Viena.

Para complementar la producción nacional, Austria importa espárragos y fresas de la vecina Hungría en esta época del año. "Debido al tiempo, ambos productos solo están disponibles en cantidades modestas y no se esperan volúmenes más sustanciales hasta la semana 20", dice Makai.


Para los albaricoques, se espera una merma del 70% en la cosecha.

Menos cerezas, pero de buena calidad
La cosecha empezó con retraso por las condiciones meteorológicas: las primeras fresas de túneles calefactados no llegaron hasta el 10 de abril, los primeros espárragos solo unos días antes. "No esperamos las primeras fresas de cultivo al aire libre hasta finales de mayo. Por lo general, la temporada termina a mediados o finales de junio, pero este año no se puede descartar una extensión de la campaña".


Cerezas húngaras

El pilar de ventas de la agricultura húngara siguen siendo las frutas de hueso, especialmente las cerezas, los albaricoques y las ciruelas. También en este segmento, la cosecha se retrasará unos 10 días, de acuerdo con Makai. "Debido al frío de abril, esperamos rendimientos más bajos para las cerezas, pero la calidad de la fruta será muy buena. La situación de los albaricoques es similar, cuya producción será un 70% inferior a la media", explica Makai.

Extensión de la temporada de ciruelas
Makai aún no quiere hacer ninguna declaración sobre el alcance exacto de los daños causados por las heladas. "En el este del país hay apenas noticias de daños, pero en el sur sí que se observan bastantes huertos frutales afectados. No obstante, también en el sur los daños varían de un lugar a otro", explica Makai.


Protección contra las heladas en el cultivo de frutas de hueso en Hungría

Además de cerezas y albaricoques, Hungría también exporta muchas ciruelas. En esta categoría, todavía no hay cifras del daño total causado por las heladas. "Estamos probando algunas nuevas variedades tardías para poder extender la temporada. El año pasado pudimos ampliar un poco la ventana de comercialización, hasta el final de octubre/mediados de noviembre", dice Makai.


Flores congeladas

Comercialización
El comerciante tiene su propia plantación de frutas de hueso en el sureste de Hungría y comercializa sus propios productos y los de muchos otros productores directamente en el mercado mayorista de Viena. "Las medidas COVID y en particular el cierre del sector horeca nos están causando problemas tanto en el mercado interno como en las exportaciones. A causa de las menores cantidades en esta época del año, la demanda y la oferta aún están en equilibrio. Pero cuando lleguen cantidades mayores al mercado, puede que las ventas no sean tan fluidas", concluye Makai.

Para más información:
Makai Frucht Kft.
Makai Sándor
Tel.: +36-30-202-6416 (Hungría)
Laxenburger Str. 365 (mercado mayorista)
1230 Viena (Austria)
makaisanyi@gmail.com 
www.makaifrucht.webtelek.hu


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


Facebook Twitter Linkedin Rss Instagram

© FreshPlaza.es 2021

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor