José María Ruiz, de Plátanos Ruiz:

“La guerra entre retailers mantiene a bajos precios el plátano e incrementa sus ventas”

Los precios del plátano canario y la banana se mantienen bajos como resultado de las guerras entre cadenas de supermercados que, a su vez, están permitiendo que las ventas crezcan y el consumo siga siendo superior al del resto de otras frutas en el mercado en un año sin excedentes de oferta.

“En España el plátano es la fruta más vendida durante todo el año y su consumo, en general, es muy elevado”, afirma José María Ruiz, fundador de la empresa de maduración especializada desde más de 50 años en esta fruta, Plátanos Ruiz, ubicada en Mercabarna. “Tiene una gran ventaja y es que su precio es bastante asequible durante todo el año. Ahora, aquí en Mercabarna lo estamos vendiendo más económico que la fruta de verano”.

Ambos factores, tanto su consumo como su precio, están a su vez relacionados con la estabilidad en la oferta de fruta en el mercado español, destino preferente para el plátano de Canarias, que comparte espacio en los lineales con las bananas importadas de terceros países. “Aunque hay épocas en las que se produce un poco de escasez de la producción canaria, como en los meses de octubre y noviembre, este período de menor oferta coincide con el aumento de la producción de bananas, cuyos volúmenes se incrementan en el último trimestre del año”, indica José María. “Ahora mismo Canarias está enviando unas 9.000 toneladas semanales de plátanos, que representan el 50% de la oferta total de esta fruta en Cataluña. En esta época posiblemente se tendrían que estar retirando del mercado unas 1.000 toneladas y, sin embargo, se está vendiendo todo el volumen. Y con un precio aceptable”.

Guerra de precios en el retail español
Este aumento de las ventas está estrechamente relacionado con el sector retail –uno de los grandes beneficiados desde el inicio de la crisis sanitaria– y la guerra que libran los grandes actores por mantener sus cuotas y sus niveles de crecimiento en España, de acuerdo con José María Ruiz, en un contexto distorsionado por la pandemia.

“Estamos encontrando que las grandes cadenas normalmente basan su crecimiento y su rating de ventas comparando los resultados con los del año anterior. Pero este año no se puede comparar con el año pasado, cuando por ejemplo en el mes de abril toda la gente estaba en su casa y no se podía hacer mucho más que consumir alimentos. Esto ha creado una gran presión a los jefes de compra de las cadenas para mantener precios bajos y no disminuir su cuota dentro del mercado”, explica. “Paralelamente, hay una gran expansión en España de la cadena de supermercados Aldi. No obstante, Lidl no quiere quedarse atrás y Mercadona tampoco quiere ceder terreno, lo que ha creado una guerra de precios entre ellos que está cambiando el escenario”.

De hecho, esta situación se refleja ostensiblemente en el precio retail del plátano que, como detalla el profesional, este año puede encontrarse por debajo de los 2 euros mientras el año pasado llegaba a 3 euros por kilo, lo que ha impulsado el volumen global de ventas. Asimismo, los precios de las bananas siempre experimentan un repunte en el mes de enero que este año no ha sucedido. “Al final el único beneficiado de esta guerra es el consumidor”, resume José María.

Escasez de contenedores
La logística es un factor esencial para conectar la producción de las Islas Canarias, en su condición de región ultraperiférica, con la península que también se vio afectada por la pandemia al interrumpirse el flujo de mercancías, explica el fundador de Plátanos Ruiz.

“No se han quedado plátanos en tierra pero ha habido problemas”, confirma. “Al ser islas y haber desaparecido el turismo, no había demanda de productos del continente. Pero la producción de plátanos sí continuaba, lo que obligó a las compañías navieras a enviar contenedores vacíos hacia Canarias para poder asumir la demanda que tenían para el transporte de la fruta, lo que incrementó mucho el precio de los fletes. Sin embargo, ese incremento no se trasladó al precio de la fruta”.

“Mercabarna ha cambiado mucho desde la pandemia”
Plátanos Ruiz cuenta con un almacén de 800 m² en Mercabarna, el principal mercado mayorista de alimentos frescos de Europa en volumen de comercialización, donde maduran de manera artesanal un volumen de unas 8.000 toneladas de plátanos de Canarias y bananas, incluyendo productos ecológicos. La compañía asimismo posee dos paradas en el mercado barcelonés en las que comercializa directamente la fruta a retailers y fruteros.

No obstante, como señala José María Ruiz, “Mercabarna ha cambiado mucho desde la pandemia. Se ha perdido mucho la ‘venta de pasillo’ y hay más venta telefónica. Además, el 30% de las ‘ventas de pasillo’ del mercado se hacía al canal horeca y, aunque se ha recuperado una parte, no lo ha hecho del todo”.

Sin embargo, este obstáculo no empaña las expectativas de la compañía, que ha conseguido acumular resultados positivos en los últimos ejercicios. “En 4 años hemos crecido un 25%”, destaca su fundador. “Es una expansión bastante potente que hemos logrado gracias a la diversificación de nuestra actividad con la maduración a terceros; ofrecemos el servicio de maduración aquí en Mercabarna a supermercados que compran la fruta en Canarias y con los que trabajamos en exclusiva”. Y ese crecimiento se manifiesta en las cifras de la empresa. “En base a las estadísticas de productos vendidos de Mercabarna, representamos un 6% aproximadamente de lo que se vende en el mercado mayorista. A nivel de plátano canario tenemos un poco más de peso, estamos a un 10-11% en Cataluña y en el conjunto peninsular representamos el 1%”.

 

 
Para más información:
José María Ruiz
Plátanos Ruiz
MERCABARNA Longitudinal. 7, no 122
08040 Barcelona
T: +34 933361411
josemaria@platanosruiz.com
www.platanosruiz.com

Fecha de publicación:
Autor:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


Facebook Twitter Linkedin Rss Instagram

© FreshPlaza.es 2021

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor