Asia-Pacífico es el próximo reto de la cadena de frío

El año 2020 fue sin duda un año difícil para la logística. Aunque el sector estuvo considerado como esencial en una época en la que la gente optaba cada vez más por la compra online, el repentino aumento de la demanda hizo que muchas empresas de logística tuvieran que buscar soluciones. En concreto, la logística de la cadena de frío tuvo que pensar formas de aumentar la eficiencia en el proceso de envío, ya que el repentino aumento de la demanda puso sobre la mesa cuestiones como el cambio climático y las diversas enfermedades de las frutas y hortalizas.

Sin embargo, a pesar de los retos a los que se enfrenta la logística de la cadena de frío, hay algunos aspectos positivos para el sector de cara a 2021. De 2020 a 2025, por ejemplo, se prevé que el mercado que requiere la logística de la cadena de frío en la zona de Asia-Pacífico crezca a una tasa de crecimiento anual compuesta de más del 11%. Aunque eso no significa necesariamente que se deje de hacer negocios en otras zonas, está claro que Asia-Pacífico es el siguiente reto para la cadena de frío.

Aumento de los ingresos
La zona de Asia-Pacífico abarca un amplio abanico de países, entre los que se encuentran Corea del Sur, China, India e Indonesia, todos ellos países desarrollados o con intención de crecimiento en los próximos años, a pesar del impacto de la COVID-19.

A medida que aumenten los ingresos en la zona, también lo hará la demanda de productos de mayor calidad, ecológicos o frescos. Esta demanda ya se observa en zonas como Estados Unidos y Europa, lo que evidencia que la tendencia podría darse fácilmente en otros lugares. En consecuencia, la zona de Asia-Pacífico verá un sinfín de oportunidades e inversiones relacionadas con la cadena de frío. Por lo tanto, los operadores del sector también deberían establecer asociaciones con los fabricantes que quieren ofrecer a sus clientes productos de alta calidad.

Hay que tener en cuenta que para que Asia-Pacífico iguale la misma capacidad de almacenamiento en frío por habitante que tiene actualmente Estados Unidos, tendrá que duplicar sus existencias.

Gran demanda de conveniencia
Ya no basta con que la mercancía llegue a los supermercados. El auge de la distribución omnicanal de comestibles, especialmente en países como China, Corea del Sur y Japón, significa que los alimentos deben ser transportados también a las puertas de los clientes, especialmente en las zonas muy urbanizadas. Para lograr una entrega más rápida, los supermercados tradicionales también están estableciendo centros de distribución y tiendas más pequeñas en zonas más cercanas a los consumidores.

La infraestructura de almacenamiento en frío en estas zonas debería ser capaz no solo de mantener frescas las existencias de productos perecederos, sino también facilitar el transporte sin que se produzcan pérdidas de alimentos, desperdicios y problemas de calidad.

Envejecimiento de la población
Aunque varios países de la zona de Asia-Pacífico tienen una población con una edad media inferior a los 30 años, algunos tienen una edad mucho mayor. En Japón, un tercio de la población tiene 60 años o más, y en Corea del Sur ese segmento constituye una cuarta parte de la población.

Una población que envejece significa un mayor mercado farmacéutico, en el que la cadena de frío desempeña un papel insustituible. La gestión de la cadena de frío evita que la luz solar y la humedad arruinen tratamientos esenciales como las vitaminas y los minerales, o incluso materias primas como los compuestos a granel.

Solo en 2019, la logística de la cadena de frío representó más del 26% de la industria farmacéutica, y parece que esa cifra aumentará en la próxima década.

Necesidad urgente de vacunas de la COVID-19
No se puede mencionar la creciente demanda de logística de la cadena de frío sin mencionar las vacunas contra la COVID, la mayoría de las cuales solo se mantienen a temperaturas especialmente bajas. Por ejemplo, la vacuna de Pfizer debe mantenerse a -70 ºC,y la Moderna debe conservarse a -20 ºC.

Al ser la zona con mayor población del mundo, la logística de la cadena de frío será una parte crucial para que la vida en la zona (y por extensión, en el resto del mundo) vuelva a la normalidad.

Las autoridades de la región no han dudado en realizar inversiones. A mediados de diciembre, el Banco Asiático de Desarrollo (BAD) destinó 9.000 millones de dólares (USD) a un mecanismo enfocado en ayudar a los países a acceder a las vacunas de la COVID-19 y a suministrarlas. La iniciativa proporcionará apoyo para el transporte de vacunas a los miembros del BAD, y para la inversión de instalaciones de almacenamiento en frío. Esto demuestra que la zona no solo se ve respaldada por la gran demanda que sostiene al sector de la logística de la cadena de frío, sino también por las finanzas.

Con la zona de Asia-Pacífico claramente repleta de oportunidades para la cadena de frío, la competencia entre los proveedores de soluciones logísticas será feroz. Para obtener una ventaja competitiva, las empresas deben supervisar aún más su cadena de suministro.

Afortunadamente, la tecnología ha evolucionado para que las empresas puedan garantizar más fácilmente la frescura y la seguridad a lo largo de la cadena de suministro. Algunos fabricantes, como Emerson, han creado soluciones que permiten el seguimiento en tiempo real de la temperatura de un producto. El GO Real-Time 4G/5G Tracker de Emerson utiliza la tecnología para ofrecer alertas en tiempo real sobre el estado de un producto, incluyendo datos sobre la temperatura, la humedad y la ubicación.

Junto con la línea de registradores de datos de refrigeración de Emerson, la supervisión de la temperatura del entorno de los productos perecederos en tránsito, o durante el almacenamiento, puede ser tan fácil como conectar un USB. Una vez conectado, se generan inmediatamente datos que contienen el historial de temperatura, gráficos y datos resumidos. Es fácil de usar cuando se combina con el panel de control de Oversight y la aplicación Oversight Mobile, y proporciona documentos de información crítica como la temperatura, la seguridad y los detalles de la ubicación.

Las empresas no deben dudar en hacer negocios en Asia-Pacífico. Aunque habrá desafíos para satisfacer las crecientes demandas de una zona en cambio, los esfuerzos seguramente se verán recompensados con creces.

Para más información:
CargoAsia@Emerson.Com

Para saber más sobre las soluciones de carga de Emerson, haga clic aquí.


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


Facebook Twitter Linkedin Rss Instagram

© FreshPlaza.es 2021

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor