La Conselleria de Agricultura reconoce que en el 17% de las fincas los daños por la plaga son superiores al 50%

El "cotonet" ya está presente en nueve de cada diez parcelas de la Plana Baixa

La Conselleria de Agricultura le ha puesto cifras a la expansión del cotonet en la zona de la Plana Baixa, la más afectada de la provincia de Castellón. De acuerdo con el informe elaborado por la Conselleria, el Delottococcus aberiae ya está presente en casi nueve de cada diez parcelas.

Concretamente en una respuesta parlamentaria a una pregunta del diputado y portavoz de Agricultura del PP en les Corts, Miguel Barrachina, la Conselleria de Agricultura reconoce que la plaga del cotonet afectó durante la campaña 2020-2021 al 88% de las parcelas citrícolas de las comarcas de la Plana Baixa y el Camp de Morvedre, está última en la provincia de Valencia.

"En la segunda quincena de julio del 2020 se realizó una prospección de daños en diferentes parcelas de la zona citrícola afectada en estas dos comarcas que, con 24.000 hectáreas, representan el 8% de la producción citrícola española", explica en su escrito la Conselleria. El estudio in situ, realizado por técnicos del Servicio de Sanidad Vegetal de la Conselleria, determinó que en el 17% de las parcelas los daños por la plaga fueron superiores al 50%, en el 71% los daños fueron menores al 12% y, finalmente, en el 12% de las fincas no se encontraron daños por el cotonet.

Fruta deformada
En el escrito, firmado por la consellera de Agricultura, Mireia Mollá, se señala también que el 11% de los 140.000 frutos revisados estaba deformado, y según se asegura no es posible valorar la cuantía económica de daños y pérdidas "porque el impacto económico puede ser tanto directo como indirecto", se explica en la respuesta de la Conselleria.

El cotonet está activo durante el primer tercio del año y alcanza su máximo poblacional durante el mes de junio. Por eso, la Conselleria avanza en este mismo escrito que a partir del próximo julio tiene previsto realizar nuevas prospecciones para determinar los daños en la campaña 2021-2022.

Por su parte, La Unió de Llauradors ha hecho cálculos de lo que supone tratar de frenar el avance de la plaga: según esta organización agraria, la lucha contra el insecto eleva en un 55% los costes de producción. Y cita un ejemplo. Cultivar un kilo de Clemenules cuesta una media de 0,24 euros, una cantidad a la que hay que sumar los 0,14 euros que supone por kilo los tratamientos contra la plaga. En total, 0,38 euros, más del doble de la cotización de la fruta en el campo, que se ha liquidado a 0,18 euros.

 

Fuente: elperiodicomediterraneo.com


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


Facebook Twitter Linkedin Rss Instagram

© FreshPlaza.es 2021

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor