Richi Menoyo, de Agroatlas: “Llegan nuestros primeros mangos aéreos desde México”

La tensión entre Marruecos y España remata un difícil año para la judía

La tensión entre Marruecos y España ha rematado un año de gran complejidad en el que la climatología, la crisis sanitaria y sus sucesivas olas de contagios y restricciones, o el incremento de los costes, entre otros desafíos, han obligado a las empresas exportadoras que operan entre ambos países a demostrar su capacidad de resiliencia.

Entre ellas, la de Agroatlas y su filial marroquí Nature Growers, especializada en la producción de judías verdes en Marruecos, que abastece al mercado europeo durante los 12 meses del año desde sus fincas en Agadir y Kenitra. “La campaña de judías verdes ha sido extremadamente difícil no solo por los problemas meteorológicos que se sucedieron entre enero y marzo, y que afectaron a Marruecos igual que lo hicieron en España. El coste del plástico y del cartón se ha disparado. En concreto el precio del plástico se ha incrementado un 80%, y para una empresa que tiene invernaderos, que son de plástico, y que hacemos más de un millón y medio de bolsas de judías semanales, supone un incremento considerable”, explica Richi Menoyo, director comercial de la compañía.

“En Marruecos cultivamos unas 600 hectáreas en total y este año produciremos un volumen de judías de unos 15 millones de kilos”, detalla Richi. “Sumando el resto de hortalizas que cultivamos en el país, entre ellos pimientos y, más concretamente, chiles picantes, los cuales incorporamos recientemente a nuestra gama, llegaremos a una producción total de 19 millones de kilos”.

Tal volumen de actividad genera un gran impacto laboral en las regiones marroquíes en las que Agroatlas opera, donde desarrolla una importante labor de compromiso social en las comunidades contribuyendo a generar prosperidad y fomentando la igualdad. “Tenemos una media de 2.500 personas trabajando en nuestras instalaciones, que aumentan hasta 3.000 en los momentos pico de la temporada. Además, la mujer juega un papel muy importante en Agroatlas. Desde el nivel de campo y almacén hasta el nivel directivo, el 80% de nuestro personal está compuesto por mujeres”, subraya el director comercial.

Llegan a Europa los primeros mangos mexicanos
No obstante, Agroatlas no solo tiene operaciones de producción en Marruecos. La compañía ha apostado fuertemente por la fruta subtropical emprendiendo un ambicioso proyecto de expansión de la producción de mangos y aguacates en México, y los primeros mangos de la temporada acaban de llegar al mercado europeo.

“Ayer llegaron a los Países Bajos nuestros primeros mangos aéreos, mientras que el mango marítimo empezará a embarcarse la semana que viene. Y llegan en un momento idóneo al mercado, porque se ha producido un hueco de producción en la temporada de exportación de mango justo ahora, que ha hecho que emprendamos la campaña con mucha fuerza”, revela Richi Menoyo. “La fruta mexicana siempre ha sido más exportada a los Estados Unidos, lo que ha hecho que no se conozca mucho en el mercado europeo, pero estoy seguro de que va a dar mucho que hablar. Por ahora el mango tiene una muy buena coloración, buen sabor, grados Brix y muy buena calidad”.

“Vamos a estar todo el verano muy centrados en el mango aéreo y marítimo, para nuestros clientes de España y de Europa en general, y a partir de septiembre ya empezaremos con el aguacate, con el que tenemos muchas ganas de empezar. Tenemos un gran volumen este año cerrado con clientes y vamos a dar un importante salto cuantitativo: vamos a multiplicar por cinco lo que hicimos el año pasado, produciendo y comercializando entre 5 y 6 millones de kilos de mangos y aguacates mexicanos”.

“España es un motor económico para Marruecos y viceversa, romper relaciones sería como darnos un tiro en el pie
Marruecos y España están inmersos en la actualidad en una crisis diplomática que, más allá de las declaraciones cruzadas entre dirigentes y de la toma de decisiones políticas como medidas de coacción, está repercutiendo en sectores comunes entre ambos países que nada tienen que ver con el origen del conflicto, el Sáhara Occidental.

“La situación actual no es plato de buen gusto para las empresas que trabajamos entre ambos países. Estamos en unos momentos difíciles, pero estoy seguro de que se van a superar, sobre todo porque ni es la primera vez que ha ocurrido ni será la última. Lo más importante que todo el mundo debe recordar es que la hermandad histórica y el respeto que ha habido entre ambos países está por encima de cualquier disputa política actual”, expone Richi Menoyo.

“También tengo que decir que estamos obligados a entendernos porque formamos parte de la UE y Marruecos es un socio preferencial, no solo en materia económica, sino también en materia social. Y no hay que olvidar que, desde hace varios años, España es el primer proveedor y el primer cliente de Marruecos. Es, además, nuestro primer socio comercial en África, y eso ya es una razón de peso por encima de cualquier disputa o problema político que haya surgido. España es un motor económico para Marruecos y viceversa, y romper las relaciones entre ambos países sería como darnos un tiro en el pie”.

“En el país, la gente solo quiere vivir en paz, vivir mejor y tener más prosperidad. Y que pase la COVID para poder volver a la normalidad, que es y ha sido nuestro gran enemigo, no una disputa política; eso se lo dejamos a los políticos. Somos vecinos y al final hay más cosas que nos hacen iguales de las que nos diferencian”, concluye Richi.

 

Para más información:
Richi Menoyo
Agroatlas
Paseo Pedro Ponce 4, 1ºC
04700 El Ejido (Almería). España
T: +34 950573986
richimenoyo@agroatlas.es
www.agroatlas.es 


Fecha de publicación:
Autor:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


Facebook Twitter Linkedin Rss Instagram

© FreshPlaza.es 2021

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor