Pedro Navarro, director comercial de Gregal:

“La demanda de melón y sandía se ha activado en Europa de forma importante”

La campaña española del melón y la sandía se está terminando de trasladar estos días a la Región de Murcia en un momento en el que la mejora de la climatología en el continente ofrece un escenario más favorable para el consumo de ambas frutas, dejando atrás una compleja primera parte que se ha desarrollado en Almería, y que ha estado marcada desde el principio por una demanda escasa en los mercados de exportación y por unas bajas cotizaciones en origen que han encadenado depreciaciones casi continuas.

“El tiempo en el mes de mayo y la primera parte de junio no ha acompañado en general en Europa, donde ha hecho bastante frío, y todavía había mucha actividad cerrada en el sector horeca, que ahora se va reanudando, por lo que, aunque estaba el producto, no estaba el consumo”, resume Pedro Navarro, director comercial de la empresa murciana Gregal. “Ahora, coincidiendo con el comienzo de la campaña en Murcia, ha habido un cambio radical en el tiempo en Europa, ya que ha comenzado a hacer más calor en todos los países en general, lo que ha hecho que la demanda de melón y sandía se active de forma importante y que el precio de ambas frutas suba”.

Como explica Pedro, las producciones en la Región de Murcia acumulan cierto retraso como consecuencia de las inclemencias meteorológicas de una primavera atípica, lluviosa y con numerosos días nublados, que incidieron en la floración y que han reducido los rendimientos de las variedades más tempranas.

“En nuestro caso, el melón amarillo viene un poco más retrasado. Hemos empezado antes con los melones Cantaloup y Galia, ya que tenemos parte de las producciones de Cantaloup en invernadero para buscar precisamente precocidad y empezar un poco antes la campaña, pero esta semana hemos empezado con el amarillo con cierta normalidad. No obstante, hasta que no llegue el final de la semana que viene o incluso la siguiente no cogeremos velocidad de crucero”, indica. “En general llevamos entre 10 y 12 días de retraso, que es lo que está haciendo que ahora mismo estemos a un 50-60% de los volúmenes que normalmente solemos tener”.

De hecho, el retraso en la campaña es generalizado en la Región, donde se observa además un ligero descenso en la superficie plantada de melón y un aumento en la de sandía. “La pandemia hizo que en la campaña pasada los resultados no fueran los que se esperaban y creo que este año las empresas en general han sido prudentes en el sentido de no hacer experimentos ni aumentar volúmenes”, aclara. “Nosotros en melón amarillo nos hemos mantenido, mientras que en Cantaloup y en Galia hemos bajado un poco respecto al año pasado, aunque no de manera significativa respecto a los volúmenes que hacemos normalmente”.

La producción anual de Gregal asciende a unos 40 millones de kilos de melón Galia, Cantaloup, amarillo y Piel de Sapo, que destinan casi en su totalidad –entre un 85 y un 90%– a la exportación. La fruta de Gregal llega a los consumidores de más de 20 países de todo el continente europeo, donde la recuperación de la demanda ha impulsado los precios en este inicio de la temporada. “Los melones Galia y Cantaloup, sobre todo, se han elevado actualmente a unos precios bastante buenos. El melón amarillo también, aunque en menor medida”, confirma Pedro. “Ahora mismo todos los melones están defendidos con unos precios con los que se puede trabajar”.

“El Piel de Sapo gana terreno en los supermercados europeos”
A pesar de que las variedades Cantaloup, Galia y amarilla son las tradicionales destinadas para la exportación, el melón Piel de Sapo, el más extendido en los lineales españoles, gana cada vez más terreno en los supermercados europeos. No obstante, según el profesional, introducir el melón Piel de Sapo en Europa es un proceso lento. “Y no solo por el hecho de que hay muchas variedades de melón, sino por los hábitos de consumo. El melón en muchos sitios se puede consumir como fruta o como acompañamiento de un plato principal, como ocurre con el Cantaloup o el Charentais, mientras que el Piel de Sapo es un postre 100%. Sin embargo, sí es cierto que cada año se va incrementando su exportación de manera importante”.

“También hay otro factor, y es que, a diferencia de España, donde se demandan melones de gran tamaño de 2,5 kg hacia arriba, los supermercados de Europa buscan calibres pequeños inferiores a 2 kilos. En nuestro caso, en Piel de Sapo buscamos calibres grandes para el mercado nacional, con lo cual el porcentaje de Sapo que exportamos es muy pequeño. Aunque cada vez se va pidiendo más y tenemos más demanda de melón pequeño Piel de Sapo que el que producimos”, puntualiza. “Anteriormente se exportaba el melón de pequeño tamaño que quedaba en las parcelas y que no era adecuado para el mercado nacional, pero ahora las casas de semillas están trabajando muy fuerte para buscar ese melón Piel de Sapo de pequeño tamaño para que pueda ser suministrado en grandes volúmenes. Es innegable que hay una demanda creciente”, afirma Pedro Navarro.

 

 

Para más información:
Pedro Navarro
Gregal 
Carril Los Pérez, S/N
30700 Torre Pacheco. Murcia. España
T: +34 968 58 55 56 
comercial@gregal.com 
www.gregal.com 


Fecha de publicación:
Autor:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


Facebook Twitter Linkedin Rss Instagram

© FreshPlaza.es 2021

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor