Michael Sánchez Escrivà, encargado del desarrollo comercial de STM BIO (Francia):

"Hay un gran volumen de pepinos respecto a la demanda actual"

El inicio de la campaña del pepino fue muy exitoso en STM BIO hasta la llegada de grandes volúmenes que saturaron el mercado. "Mientras estábamos solos en el mercado, todo iba bien. El comienzo de la campaña fue muy bueno y pudimos remunerar bien a los productores. Pero una vez que las producciones bretonas llegaron al mercado, se complicó, los precios se quedaron en la mitad. En este momento, el mercado del pepino no es horrible, hay muchos volúmenes respecto a la demanda y estamos buscando nuevos distribuidores".


© STM BIO

Un mercado desfavorecido por el tiempo
Con las lluvias en la mayor parte del país, el consumo de pepinos no está al nivel esperado. "Lo cierto es que el año pasado por estas fechas nos estaba yendo mucho mejor. Las condiciones meteorológicas ayudan mucho porque cuando hace buen tiempo a la gente le gusta cocinar alimentos frescos. Pero hace unos días solo había entre 10 y 12 °C en algunas zonas".

Un inicio de la comercialización precoz
"Actualmente recibimos entre 400 y 500 paquetes de 12 piezas al día". Los pepinos se producen en 2 hectáreas repartidas en 2 invernaderos y se cultivan al aire libre y sin calefacción, lo que permite a STM BIO iniciar la comercialización a partir de abril. "El clima del sur nos permite no aplicar calefacción, así que pudimos comercializar desde el 10 de abril. A nuestros principales competidores solo se les permitió comercializar a partir del 1 de mayo y no antes, porque para los cultivos con calefacción la legislación solo permite la venta si el producto está en temporada".

Un pepino muy particular
Y si el sabor de los pepinos STM BIO es de todo menos ordinario, es gracias al suelo arenoso en el que se cultivan. "La parcela está situada en Jardins Saint-Jacques, en Perpiñán, que sufrieron inundaciones en los años 40. El cauce del Tet se abrió, permitiendo la entrada de arena en el terreno. Esta tierra ha resultado muy adecuada para la horticultura y dará al pepino ese sabor ligeramente dulce".

Rotación de los cultivos
En invierno, los pepinos se sustituyen por lechugas, con desinfección por solarización entre ambos cultivos. "En estos invernaderos, los pepinos solo se producen en verano. Durante el invierno tendremos cuatro o cinco variedades diferentes de lechugas. Esto ayuda a favorecer la rotación de cultivos y la biodiversidad, un elemento esencial en la agricultura ecológica".


Para más información:
STM BIO                                                            stmbioandco@gmail.com     
www.stmbioandco.com    
LinkedIn   


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


Facebook Twitter Linkedin Rss Instagram

© FreshPlaza.es 2021

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor