Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Emerson ofrece mejores prácticas para reforzar la calidad y seguridad de los alimentos en las cadenas de suministro

Garantizar la calidad y la seguridad de los alimentos siempre ha sido una prioridad para los retailers de alimentación, pero estas preocupaciones son cada vez más importantes también para los consumidores. En un reciente estudio realizado por Emerson entre 1.000 consumidores estadounidenses, el 50% afirmó estar preocupado por la seguridad de los alimentos frescos y congelados durante su transporte a las tiendas. Asimismo, la mitad indicó que sería menos probable que comprara en tiendas que no utilizaran las últimas tecnologías para ayudar a garantizar la seguridad de la cadena de suministro. "Para satisfacer las expectativas de los consumidores y proteger la reputación de sus marcas, los supermercados deben adoptar las mejores prácticas en cada paso de la cadena de suministro de alimentos", afirma Gerd Uitdewilligen, de Emerson. "Cuando se trata de productos perecederos, se empieza por mantener un estricto control de la temperatura".

Control de temperatura para la calidad
"Los comerciantes deben establecer iniciativas de control de la temperatura que se centren tanto en la calidad como en la seguridad de los alimentos", menciona. Los programas de control de temperatura para la calidad (TCQ) están diseñados para garantizar que las temperaturas de envío se mantengan en momentos precisos a lo largo de la cadena de frío. Si un mal control de la temperatura o las condiciones de la cosecha hacen que los productos estén demasiado maduros, se descompondrán más rápido o tendrán una vida útil más corta.

Control de la temperatura para la seguridad
Las iniciativas de control de la temperatura para la seguridad (TCS) se centran principalmente en el envío seguro de frutas y hortalizas, carnes, mariscos y productos lácteos, tanto frescos como congelados. Si la carne y el marisco se descongelan y vuelven a congelarse, se secan y pierden sabor. Si las temperaturas varían de los rangos seguros o suben demasiado, el producto se estropeará (o perderá agua) inicialmente, y luego comenzarán a desarrollarse y propagarse las bacterias.

Preservar la calidad y la seguridad de los alimentos perecederos requiere una coordinación a lo largo de toda la cadena de suministro, desde la cosecha y el transporte hasta el envío y la recepción en los centros de distribución. "Los comerciantes deben seguir un enfoque holístico que tenga en cuenta las mejores prácticas en cada paso del proceso".

  • Enfriar los productos después de la cosecha para estabilizar las temperaturas de los productos antes de cargarlos en contenedores de transporte refrigerados.
  • Aislar adecuadamente los camiones frigoríficos y los remolques de transporte.
  • Inspeccionar el producto entre cargas para garantizar un espacio limpio y libre de contaminantes.
  • Mantener las temperaturas durante todo el viaje, sin modo de ahorro de combustible ni arranque/parada de la refrigeración.
  • Calibrar anualmente los termistores de los camiones frigoríficos o trenes.
  • Cargar los palés correctamente para permitir un flujo de aire adecuado y temperaturas constantes desde la parte delantera hasta la parte trasera de los remolques.
  • Supervisar la transferencia y la recepción de la carga para garantizar que los remolques refrigerados no permanezcan en los muelles de recepción durante mucho tiempo, especialmente en las zonas cálidas. Los remolques están diseñados para mantener (no enfriar) las temperaturas, por lo que se debe limitar la apertura de las puertas para mantener las temperaturas.
  • Evitar las cargas mixtas que contengan una combinación de productos frescos o congelados con diferentes niveles de temperatura ideal. Esto se hace a menudo para ahorrar costes de combustible desde los centros de distribución a las tiendas, pero puede comprometer la calidad de la carga. Hay que considerar la posibilidad de monitorizar la temperatura de cada palé para garantizar al máximo la calidad.
  • Implementar tecnologías de registro de datos que permitan la captura y el registro automáticos de las temperaturas de los viajes para informar sobre las cargas y verificarlas.
  • Asociarse con un experto en seguridad alimentaria para mantener la seguridad de los productos perecederos y ofrecer los alimentos de alta calidad que exigen los consumidores.

Desde productores y retailers de alimentos hasta transportistas y proveedores logísticos externos, las empresas confían en los rastreadores y registradores en tiempo real GO de Emerson, en el software Oversight basado en la nube y en los servicios de valor añadido para ayudarles a preservar la integridad de sus envíos en la cadena de frío. Nuestras soluciones integradas ofrecen información detallada sobre la temperatura y la ubicación de los envíos en tiempo real y en el historial, lo que ayuda a los clientes a supervisar su carga desde sus puntos de origen hasta sus destinos.



Para más información:
Gerd Uitdewilligen
Director de ventas internacionales
Cold Chain Digital Solutions at Emerson
CargoSolutions@Emerson.com
www.emerson.com/cargo


Fecha de publicación:
© /



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


Facebook Twitter Linkedin Rss Instagram

© FreshPlaza.es 2021

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor