Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

No, no es lo mismo un higo que una breva. Y tampoco son una fruta, son una infrutescencia

Muchos de nosotros nos hemos preguntado alguna vez la diferencia que existe entre un higo y una breva, dos productos muy similares que provienen de un mismo árbol pero que en realidad no son el mismo. ¿Por qué?

Las brevas son los primeros frutos que da la higuera y que aparecen al final de la primavera y los higos son los que salen en verano y en otoño. Y a pesar de que puede parecer que las brevas son frutos tempranos, en realidad son tardíos; de hecho, las brevas, en este sentido, son los higos que no terminaron de crecer en la temporada anterior y que llegan a la madurez al comienzo de la temporada siguiente.

Es decir, que los frutos de la higuera que hemos podido ver durante el mes de junio son las brevas; menos dulces y más grandes. A medida que avance el verano se irán terminando y darán paso los higos de esta temporada cuya mejor época transcurre entre los meses de agosto y septiembre. Para cerrar el círculo, los higos que no hayan madurado a finales de septiembre, lo harán al junio siguiente, en forma de brevas.

No obstante, este no es el único dato sorprendente acerca de los frutos de las higueras; y es que de hecho, no son frutas, a pesar de lo que mucha gente piensa, sino flores invertidas dentro de una vaina: desde el punto de vista botánico, el higo es una infrutescencia.

Las flores son el aparato reproductor de las plantas y, si bien la gran mayoría de ellas están expuestas al aire libre para facilitar la polinización, las de la higuera se encuentran escondidas. Esto dificulta la polinización de esta especie, pero no la hace imposible. Si no, no existirían las higueras.

Una higuera puede reproducirse de dos maneras: la primera, y la que se practica en España, es el esqueje realizado por la mano del hombre; la segunda, la reproducción por polinización, necesita una especie concreta de avispas para poder llevarse a cabo. Algunos higos cuentan en su base con un agujero, se trata de una entrada que ha hecho una avispa para dejar los huevos en su interior. Cuando salen las crías se llevan el polen y al introducirse en otro, fecundan esas flores.

De todas formas, no hay que alarmarse porque cuando tomamos un higo no estamos consumiendo una avispa –en la mayoría de situaciones–, ya que la mayoría de las higueras de España se reproducen a través de esquejes, y en las que se ha introducido una avispa su cadáver se disuelve por las enzimas del higo.

 

Fuente: elespanol.com


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


Facebook Twitter Linkedin Rss Instagram

© FreshPlaza.es 2021

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor