Los agricultores del Camp de Morvedre denuncian que el "cotonet" está arruinando las próximas cosechas

El cotonet de Sudáfrica, una plaga importada que desde que llegó a los campos valencianos no ha dejado de extenderse por la comunidad, está arruinando las próximas cosechas de cítricos en el Camp de Morvedre, afirman los agricultores de esta comarca, quienes señalan que las autoridades competentes los "han abandonado".

Hasta hace bien poco, el cotonet de Sudáfrica se mantenía a raya gracias a la aplicación de clorpirifos y metil-clorpirifos, dos compuestos que demostraban ser eficaces contra la plaga, pero el uso de ambas sustancias en el territorio comunitario ha sido prohibido por la Unión Europea.

Sin herramientas para combatir dicha plaga, se están echando a perder muchas cosechas y la preocupación por el futuro no deja de crecer en los campos del Camp de Morvedre y La Plana Baixa principalmente, aunque también en otras regiones del país a las que el cotonet ya ha llegado en estos momentos.

La Conselleria de Agricultura por su parte ha iniciado la distribución de trampas con las que atajar al cotonet, pero han llegado tarde. Las primeras se distribuyeron cuando el primer vuelo del cotonet macho ya había pasado; por otro lado, proponen el uso de fitosanitarios, no menos tóxicos que los anteriormente mencionados y sí mucho menos efectivos. Las soluciones que se están proponiendo por lo tanto no están solucionando el problema.

En Italia, donde algunos cultivos importantes están padeciendo una situación similar, su Gobierno ha autorizado de forma excepcional la utilización de ambos productos para vencer a las plagas que les afectan. No obstante, en España el Ministerio "está haciendo oídos sordos" a las peticiones del sector.

La situación es muy preocupante, ya que el campo valenciano se encuentra en una situación de indefensión ante esta plaga. Además, luchar contra el cotonet supone un aumento importante del coste sobre los costes totales de producción en los cítricos, sin contar con el sobrecoste de quitar la fruta dañada de los árboles y la merma de cosecha correspondiente. Y los precios que se pagan en el campo, como es conocido por muchos, son muy bajos y los agricultores han de hacer auténticos equilibrios para que su trabajo sea rentable.

 

Fuente: valencia.elperiodicodeaqui.com


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


Facebook Twitter Linkedin Rss Instagram

© FreshPlaza.es 2021

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor