Almassora alberga la "fábrica" de la solución biológica para el "cotonet"

En Almassora, a muy pocos kilómetros de la considerada como “zona cero” del cotonet en España, se encuentra la “fábrica” donde se está produciendo la solución para acabar con esta plaga importada desde Sudáfrica que trae de cabeza a los citricultores de la comarca de la Plana Baixa, la más afectada de la provincia de Castellón, donde según la Conselleria de Agricultura ya está presente en casi nueve de cada diez parcelas.

En el insectario que la Conselleria de Agricultura tiene en este municipio valenciano, desde hace algo más de un año, un equipo de biólogos y técnicos del Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias (IVIA) reproducen un parasitoide que actúa sin piedad contra el cotonet: el Anagyrus aberiare. La hembra de este insecto pincha las larvas del cotonet y pone en ellas sus huevos. Cuando estos eclosionan, los pequeños individuos se comen desde dentro la larva de su anfitrión.

“La suelta de este parasitoide, importado directamente desde Sudáfrica, está dando buenos resultados, aunque no se descarta buscar otros. Cuantos más enemigos mejor”, explica Vicente Dalmau, jefe del servicio de Sanidad Vegetal de la Generalitat Valenciana.

Desde que el Ministerio autorizó, hace un año, a la Generalitat a realizar liberaciones del Anagyrus, ya se han efectuado 206 en 108 puntos diferentes de las tres provincias valencianas. Se han liberado en 37 municipios de 12 comarcas, aunque la mayoría han sido en la Plana Baixa. 

No obstante, junto a la suelta de este parasitoide, la Conselleria ha repartido más de 1,7 millones de dispositivos con feromonas para luchar contra la plaga (solo en la Plana Baixa han sido 787.450) que con la aportación de los agricultores han permitido cubrir más de 7.600 hectáreas de cultivo. “Somos la Comunidad que más presupuesto dedica a luchar contra las plagas y este 2021 el presupuesto ha aumentado en 6 millones de euros, hasta los 26 millones”, apunta Roger Llanes, secretario autonómico de Agricultura.

Pero, ¿son suficientes todas estas medidas? A juicio de los agricultores, no. “La solución, por desgracia, no es automática. La lucha biológica tiene un efecto a medio plazo. Ha habido un incremento poblacional importante y estamos y seguiremos haciendo y todo lo que está en nuestras manos para intentar controlarlo”, subraya Llanes. 

 

Fuente: elperiodicomediterraneo.com


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


Facebook Twitter Linkedin Rss Instagram

© FreshPlaza.es 2021

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor