Florida Tomato Exchange responde a las reclamaciones en torno al Acuerdo de Suspensión del Tomate

A pesar de las afirmaciones erróneas de la Asociación de Productos Frescos de las Américas (FPAA), el Florida Tomato Exchange (FTE) no ha propuesto ningún cambio en el Acuerdo de Suspensión del Tomate, sino que está solicitando al Departamento de Comercio que haga cumplir el acuerdo, rechazando los esfuerzos del sector mexicano del tomate por reescribir una parte clave de las disposiciones del precio de referencia utilizando términos de los acuerdos de 2009 y 2013.

Los nuevos términos del precio de referencia fueron incluidos específicamente por el Departamento de Comercio en el acuerdo de 2019, para proporcionar un mejor cumplimiento. El acuerdo de 2019, conforme al estatuto antidumping, permite que los gastos incurridos en México se incluyan en el precio de referencia, pero exige que los gastos incurridos en el lado estadounidense de la frontera se añadan al precio de referencia. Si el sector mexicano no está contento con esas condiciones, no debería haber firmado el acuerdo en 2019. Son libres de abandonar el acuerdo cuando quieran.

Como ha dicho el presidente Biden: "Un riguroso cumplimiento de la normativa es esencial para asegurar que nuestros socios comerciales cumplan con sus compromisos y que la política comercial de Estados Unidos beneficie a los trabajadores, fabricantes, agricultores, empresas, familias y comunidades estadounidenses". La FPAA, que representa a los importadores de tomates mexicanos, no quiere apoyar el riguroso cumplimiento de la normativa, sino que aboga por reescribir los términos del acuerdo existente.

Lo más atroz es que la FPAA está intentando asustar al sector de productos agrícolas haciendo creer que el Acuerdo de Suspensión del Tomate de alguna manera alterará el significado de "FOB" para el sector en general, lo cual es deshonesto. El Acuerdo de Suspensión del Tomate solo se aplica a los tomates importados de México y no tiene relación con ningún otro segmento del sector de productos agrícolas. Por ejemplo, el acuerdo establece precios de referencia (es decir, precios mínimos) para las importaciones de tomate mexicano. ¿Significa eso que otros productos importados de México, u otros productos frescos producidos en el país, están sujetos a precios mínimos? Por supuesto que no. El acuerdo es una solución negociada para suspender un caso de dumping subyacente contra las importaciones de tomate mexicano. Solo se aplica a los tomates mexicanos.

"El FTE no busca una renegociación o cambio del acuerdo de 2019. Simplemente queremos que las condiciones y las reglas se apliquen tal como fueron escritas y acordadas en 2019 por el Departamento de Comercio y el sector mexicano del tomate", concluye Michael Schadler, vicepresidente ejecutivo del Florida Tomato Exchange. "De lo contrario, este acuerdo fracasará como todos los anteriores".

 

Para más información: 
Michael Schadler
Florida Tomato Exchange
Tel.: +1 (407) 660-1949
michael@floridatomatoes.org 
www.floridatomatoes.org


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


Facebook Twitter Linkedin Rss Instagram

© FreshPlaza.es 2021

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor