Christian Befve, de Befve & Co (Francia):

"En el sector del espárrago tenemos las herramientas para adaptarnos al cambio climático"

Ahora que la temporada de espárragos en Francia ha terminado, Christian Befve (experto en espárragos de renombre internacional, fundador y director de la empresa de consultoría Befve & Co) hace un repaso de lo más destacado de la temporada y de las soluciones que hay que aplicar para mejorar la productividad. "En general, ha sido un año entre medio y no muy bueno en el norte de Francia y entre medio y bueno en el sur, con mejores precios. Hemos tenido un final de invierno y un principio de primavera muy húmedos. Esto retrasó el trabajo de preparación, lo que repercutió en la calidad de los espárragos, ya que se produjo un lento calentamiento de los montículos".

Christian Befve

Volúmenes bastante normales en el sur de Francia
La temporada en el sur de Francia fue bastante satisfactoria este año: "Hubo un comienzo normal hasta la Semana Santa. Luego tuvimos una ola de frío que frenó la producción. Los volúmenes eran normales, con una disminución de hasta el -10%. Y en general, hubo buenos precios, más altos que el año pasado, con 0,50-1 euro más por kilo. Esto explica que el sur de Francia haya tenido una buena campaña".

Pérdidas del 20 al 40% del volumen en el centro y el norte de Francia
Debido a su clima y latitud, las regiones del centro y norte de Francia se vieron más afectadas por el frío. Por ello, la campaña fue más complicada: "Los productores no tenían espárragos antes de Semana Santa, un periodo clave para el espárrago, que se vende a un precio más alto gracias al importante pico de consumo que se produce en esa época. Los espárragos llegaron después de esta fecha y el frío y la humedad (2 a 3 °C menos de media de lo normal) que siguieron en abril/mayo tuvieron un fuerte impacto en la producción. Esto dio lugar a disminuciones de volumen del -20% al -40%. Es algo notable". Los precios fueron de buenos a muy buenos, pero no compensaron la pérdida de rendimiento.

Un buen año para la producción ecológica francesa
Para la producción ecológica en general, fue un año muy bueno: "Los espárragos ecológicos se venden entre un 30 y un 40% más que los tradicionales. Esto es muy bueno para los espárragos, porque la producción ecológica tiene costes más elevados, pero tampoco hasta ese punto. Por lo tanto, es muy ventajoso para los productores cuando los volúmenes ofrecidos no superan la demanda. Aquí es donde nos damos cuenta de que el consumidor está cada vez más atento al método de producción. La crisis sanitaria también ha tenido el efecto de acercar al consumidor al productor, con un fuerte desarrollo de la venta directa. Esto es mucho más gratificante para los cultivadores de espárragos. Creemos que la gente está más interesada. Lo compruebo con el considerable aumento de las visitas a mi sitio web".

Una buena temporada de espárragos verdes
Los productores de espárragos verdes también han tenido una buena temporada este año en general: "Ha aumentado el consumo de espárragos verdes, sobre todo entre los más jóvenes. Los espárragos verdes se venden un 30% más caros que los blancos. Esto se debe a los mayores costes de producción de la cosecha diaria. Además, los espárragos verdes pesan un 20% menos que los blancos". 

El espárrago, un cultivo muy sensible a las variaciones de temperatura
Este año, las malas condiciones meteorológicas han afectado a toda Europa. En consecuencia, no hubo un marcado desequilibrio en la producción entre los países. Independientemente de la zona, la producción de espárragos se vio considerablemente afectada por cada grado perdido. "Dependiendo de la variedad, la planta saldrá a diferentes grados. Unos 11 °C para las variedades tempranas, 12 °C para las variedades de media estación y 13 °C para las variedades tardías. Y hay que destacar que 1 °C más genera 20 kg/ha/día más de espárragos. En Alsacia, al tener 2 °C menos de lo normal, perdieron 40 kg/ha/día, multiplicados por 60 días de cosecha, lo que hace unas 2,4 toneladas menos en toda la temporada. Este descenso de la producción también aumenta el coste de la mano de obra entre un 10 y un 20%, ya que hay que seguir trayendo trabajadores por menos cantidad cosechada.

Las diferentes herramientas puestas en marcha para combatir el frío
Ante estas pérdidas de rendimiento relacionadas con la temperatura, Christian Befve y su equipo se esfuerzan por anticiparse al cambio climático y mantener un buen nivel de rendimiento para los productores de espárragos. "Tenemos diferentes técnicas para frenar estos cambios climáticos. Por supuesto, hay que elegir las variedades. Las variedades tempranas salen a temperaturas más bajas, por lo que animo a los productores a plantar estas variedades. Entonces, podemos utilizar mantillos de plástico térmicos que calentarán el suelo. Un plástico térmico añadirá 2 °C al suelo. Si se añaden dos plásticos, se aumenta la temperatura en 3 °C. Y si ponemos aros, ganaremos de 1 a 2 °C más. En definitiva, si nos adelantamos podemos ganar entre 4 y 5 °C más. Esto permite eliminar todos estos factores climáticos que, por desgracia, serán cada vez más frecuentes. También se utilizan cada vez más otras técnicas, como el cultivo bajo cubierta e incluso bajo invernaderos con paneles fotovoltaicos".

"A los agricultores nos corresponde adaptarnos al mal tiempo. Independicémonos lo máximo posible del clima".
 
Para más información:
Christian Befve 
Christian Befve & Co
christian@befve.com     
www.befve.com    


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


Facebook Twitter Linkedin Rss Instagram

© FreshPlaza.es 2021

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor