¿Los abejorros que se fugan de invernaderos afectan a los polinizadores autóctonos?

En el mundo se utilizan anualmente más de dos millones de colonias comerciales de abejorros para polinizar alrededor de 20 tipos de cultivos que pueden representar un riesgo para los polinizadores silvestres, especialmente para aquellos con los que comparten tanto recursos florales como patógenos. Sin embargo, hasta la fecha, hay poca evidencia sobre el impacto de los abejorros comerciales en las comunidades de polinizadores en Europa. Por ello, un equipo de investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) puso en marcha un estudio para profundizar en este tema.

La investigación ha sido realizada por el equipo de la Estación Biológica de Doñana (EBD) del CSIC, la Universidad Autónoma de Barcelona y la Universidad de Almería en 80 parcelas de hábitat natural a distancias crecientes de invernaderos en la comarca almeriense del Cabo de Gata-Níjar (la zona de cultivo en invernadero más extensa del mundo, según destaca el propio estudio), donde parte de los abejorros que se usan para polinizar hortalizas salen fuera para ampliar su dieta y visitan otras plantas silvestres de las zonas más cercanas.

A través de la investigación se ha observado que hay una fuerte reducción en las densidades de abejorros comerciales a distancias crecientes de los invernaderos, y la mayoría de los abejorros (95%) se alimentan dentro de un radio de menos de 200 m de ellos.

"Este dato es positivo y puede indicar que el área de influencia que puede tener esta especie introducida en la zona es muy reducida", al menos hasta la fecha, sin embargo, esto no garantiza que existan colonias de abejorros naturalizadas en el entorno, como hemos observado en otras regiones, por ejemplo, en Huelva", comenta el investigador Alejandro Trillo.

Sin embargo, de estos abejorros analizados, al menos el 41% presentaban una alta prevalencia de parásitos, tripanosomátidos, microsporidios y neogregarinas, y, aunque en esta área no hay abejorros nativos, varios de esos parásitos afectan también a otras especies de polinizadores como las abejas melíferas, que sí son frecuentes en la misma zona, cuyos nichos de recursos se superponen.

Pese a estas observaciones, el estudio, publicado en la revista Agriculture, Ecosystems and Environment, concluye que la cantidad y diversidad del resto de polinizadores no se ve a priori afectada por los abejorros comerciales, dado el bajo número de abejorros que se han detectado en el medio y el hecho de que estén cerca de los invernaderos; no obstante, el equipo no descarta que sí se estén produciendo efectos menos perceptibles relacionados con la transmisión de patógenos o con la competencia directa con especies específicas.

"Acciones como prevenir el escape de las especies comerciales de los invernaderos o monitorizar su salud antes de ser usados en los cultivos deberían de ser consideradas para minimizar riesgos futuros", recomienda la investigadora Montserrat Vilà.

 

Fuente: diariodealmeria.es


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


Facebook Twitter Linkedin Rss Instagram

© FreshPlaza.es 2021

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor