Ava-Asaja anuncia que podría entrar en funcionamiento antes de final de año

Ultiman la constitución de una cooperativa para producir depredadores del "cotonet"

La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-Asaja) ultima la constitución de una cooperativa para producir depredadores del insecto que tiene en vilo a los citricultores de la Comunitat, y que empieza a preocupar seriamente a los productores de caqui: el cotonet (Delottococcus aberiae), una cochinilla originaria de Sudáfrica que, desde su detección por primera vez en la Comunitat Valenciana en 2009, se ha expandido de forma lenta pero constante hasta convertirse en un auténtico problema.

Cristóbal Aguado, presidente de la organización agraria, explicó a Levante EMV que la creación de la firma se aprobará en la junta directiva de la organización de septiembre y está previsto que pueda entrar en funcionamiento antes de final de año.

El criadero se ubicará en la finca experimental que AVA tiene en Polinyà. Cada socio de la cooperativa pedirá la cantidad de insectos –Criptolaemus y Anagyros– que necesite "y pagará en función de ello". La idea es que en la sociedad puedan participar tanto productores de cítricos como de caqui, que son los cultivos afectados por el cotonet. Aguado indicó que la suelta de los depredadores se realizaría después de los tratamientos fitosanitarios "autorizados para complementar el tratamiento y reducir la población". El proyecto contempla que la conselleria de Agricultura facilite los insectos y, si hay ayudas públicas, se puedan optar a ellas

El presidente de AVA recordó que la Generalitat ya tiene varios criaderos, al igual que la cooperativa de l’Alcúdia, "pero no es suficiente", dada la magnitud de la plaga.

Autorización excepcional del metil clorpirifos
De hecho, tal es la magnitud que el Gobierno ha autorizado excepcionalmente a la conselleria de Agricultura a aplicar desde el 30 de agosto y hasta el 27 de diciembre un insecticida a base del metil clorpirifos –prohibido por la Comisión Europea desde el año pasado– para frenar la expansión de la plaga. Personal de dicho departamento aplicará el tratamiento en aquellas parcelas con al menos un 60% de afectación y los frutos de las mismas deberán ser destruidos. Fuentes de Agricultura aseguraron ayer que los agricultores podrán acogerse de forma voluntaria, incluso aquellos que tengan sus cultivos fuera de las cuatro comarcas a las que va dirigido el plan: Plana Alta, Plana Baixa, Horta Nord y Camp de Morvedre. Siempre y cuando tengan contaminados más del 60% de sus frutos.

El Consell, asimismo, aseguró ayer que va a estudiar la aprobación de ayudas directas a los agricultores para compensarles por la destrucción este año de sus cosechas.

 

Fuente: levante-emv.com


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


Facebook Twitter Linkedin Rss Instagram

© FreshPlaza.es 2021

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor