Hapag-Lloyd congelaría sus tarifas "spot" al igual que ya ha anunciado que hará CMA CGM

La semana pasada, CMA CGM anunció la decisión de congelar las tarifas spot hasta el 1 de febrero de 2022; una decisión a la que también se habría unido la alemana Hapag-Lloyd.

Para Jon Monroe, después la imposición de 9 incrementos generales de tarifas (GRIs) sucesivos en un periodo de 5 meses "ya era hora", aunque el analista se pregunta cuál será el impacto de esta medida en los expedidores. Aún "es demasiado pronto para saberlo", pero mientras, en el escenario continúa la falta de capacidad y de contenedores y la certeza de que las tarifas seguirán siendo altas, justo ahora cuando está próxima la temporada de fijación de contratos.

No obstante, si las líneas navieras mantuviesen las tarifas actuales, todavía lograrían asegurar que el tercer trimestre fueraun periodo récord y que el cuarto lo supere, proyecta Jon Monroe.

El analista confirma que "Hapag Lloyd podría seguir a CMA CGM con una limitación de tarifas. Pero, ¿seguirán otras líneas navieras su ejemplo? Es casi como si no tuvieran otra opción. Sin embargo, me habría impresionado más si hubiesen mejorado su servicio, si hubiesen creado algunas mesas de ayuda o si hubiesen rebajado las tarifas", expone.

Jon Monroe destaca además que las líneas navieras perdieron el control de sus cronogramas. "Hay tantos buques que recalan en los puertos de Los Ángeles y Long Beach (LA-LB) este mes que no hay sitio en el fondeadero. Con esperas de semanas en lugar de días, las líneas navieras observan sus buques amontonados en la bahía de San Pedro a la espera de un sitio de atraque. ¿Cuánto tiempo? Depende, pueden ser de 12 a 15 días de espera para atracar y otros 7 días en el sitio de atraque".

Según Monroe, el problema radica en que "no hay suficientes cuadrillas para atender a los buques" y en otros casos "las terminales están tan congestionadas que no pueden descargar un buque durante uno o dos días hasta que se recojan los contenedores [de los patios]. En estos casos, las terminales cancelan las cuadrillas [asignadas a los buques]", explica.

Otro problema que de acuerdo con el analista sufren los expedidores son los denominados "compromiso de cantidad mínima" (MQC) los que, por el afán de las líneas navieras por reservar tarifas premium spot, han devenido en "compromisos de cantidad máxima". "Esto significa que, una vez que se ha cumplido el contrato, no se pueden hacer más reservas. Ya no queda nada por hacer", menciona.

 

Fuente: mundomaritimo.cl


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


Facebook Twitter Linkedin Rss Instagram

© FreshPlaza.es 2021

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor