Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Colectivo francés Sauvons les Fruits et Légumes

"Del total de frutas consumidas, la cuota de origen francés es solo del 29%

El colectivo Sauvons les Fruits et Légumes ("Salvemos las frutas y verduras") elabora un inventario de la producción hortofrutícola francesa. En el programa figuran la eliminación de plaguicidas, la estrategia "De la granja a la mesa", la retirada programada de productos fitosanitarios anunciada por el presidente francés. 

Mientras Francia restringe cada vez más la aplicación de productos fitosanitarios en su suelo con el enfoque más restrictivo de las autorizaciones de comercialización, ¿cómo afronta la fruticultura francesa las pérdidas de producción y la competencia de sus vecinos europeos? Ante estos diversos problemas, se plantea la cuestión de la autonomía alimentaria francesa, ya que hoy en día el 71% de la fruta que se consume en Francia es importada. 

Aumento de las restricciones a los productos fitosanitarios
Los fruticultores franceses tienen cada vez menos margen de maniobra en cuanto al uso de productos fitosanitarios. Según la Dirección General de Alimentación, el 40% de estos usos en fruticultura son los llamados "huérfanos", es decir, aquellos para los que no existen soluciones de protección contra determinadas enfermedades. 

La combinación de autorizaciones de comercialización, a menudo demasiado complicadas y restrictivas, ha llevado a las empresas fitosanitarias a dejar de producir determinadas sustancias. 

La desaparición de ciertos productos provoca dificultades a los fruticultores, que no pueden luchar contra ciertas plagas y sufren pérdidas de producción. Este es el caso, en particular, del mosquito verde y la lepra del melocotonero, para las que no existe ninguna solución en la actualidad. Un problema similar existe con la prohibición del dimetoato en las cerezas, cuya mayor plaga es la Drosophila suzukii, que apareció en 2011/2012 y para la que todavía no hay solución. Si bien hoy los productores pueden hacerle frente con Limidan, el producto podría desaparecer en 2022/23. Sin embargo, el uso repetido del mismo producto podría generar resistencia. 

Actualmente se están estudiando varias respuestas a estos problemas. "El sector de la cereza quiere ofrecer a los productores una serie de soluciones para hacer frente a este problema. Pero el riesgo sería la pérdida de superficies, en primer lugar por los costes que conlleva y porque algunas explotaciones, sobre todo las expuestas al viento, no podrán adoptar este tipo de protección", afirma Jean-Christophe Neyron. También se están estudiando otras soluciones, como el uso de insectos. "Actualmente se está investigando y experimentando sobre esta cuestión. Los insectos estériles o los insectos depredadores podrían aportar una solución, pero quedan muchos interrogantes, sobre todo en lo que respecta a la financiación de tales proyectos, ya que la eficacia de la liberación de insectos estériles requiere grandes cantidades de individuos. La dificultad también radica en el índice de protección del huerto, ya que estamos hablando de una eficacia del 40% como máximo".

Para Josselin Saint-Raymond, director de la Asociación Nacional de Manzanas y Peras, "si queremos imaginar el huerto del mañana, necesitaremos variedades resistentes a la sarna y una protección con lona. Y la implantación de un huerto que inicialmente costaba entre 40.000 y 50.000 euros, ahora costará 100.000 o incluso 120.000 euros, es decir, un aumento de los costes de producción del 50% vinculado a la mano de obra necesaria para abrir o cerrar las lonas en función de las condiciones meteorológicas. Sin embargo, si los costes de la mano de obra se disparan, los precios de las manzanas aumentarán entre un 50 y un 60% en los estantes para mantener la producción en la región".

Pesticidas y debate público: los agentes económicos se adaptan a la demanda de los consumidores
Para el politólogo Eddy Fougier, el contexto está influenciado desde los años 2000 por el movimiento antipesticidas. El tema de los pesticidas ha pasado a formar parte del debate público, sobre todo con su aparición en programas de televisión. "La visión del movimiento antipesticida ha influido (artificial frente a natural) y lo que se plantea es que lo ecológico es más adecuado que lo tradicional. Estos actores han explotado un cierto número de reacciones por parte del público ante los riesgos. Se han realizado muchos estudios desde los años 70, y para el público, los riesgos que más ansiedad provocan son los invisibles e incontrolables. También está la cuestión de la percepción del público en general de la noción de umbral y probabilidad de riesgo. En las condiciones de aceptabilidad de los pesticidas y otros productos de este tipo, hay que tener en cuenta lo que se percibe como útil y la sociedad, y, por desgracia, la cuestión de los costes de producción, por ejemplo, el consumidor no la tiene en cuenta, salvo en el caso de un aumento del precio de los productos".

"Con los programas de investigación en los canales públicos, se ha disparado la investigación sobre pesticidas en internet. Esto crea un contexto en el que los políticos y los agentes económicos, como la gran distribución, por ejemplo, tratarán de adaptarse para no perder el tren o ser acusados de estar en el lado equivocado".

Situación competitiva con respecto a la estrategia europea "De la granja a la mesa"
Mientras que el presidente Emmanuel Macron ha anunciado que hará de la eliminación acelerada de los pesticidas una prioridad durante la presidencia francesa de la UE, ¿cuál es la situación de la distorsión entre las herramientas disponibles para los productores franceses y los de nuestros vecinos europeos?

"Estamos en un espacio económico abierto y, por tanto, en competencia directa con productores extranjeros que tienen más herramientas que nosotros y cuyos productos son más baratos que los nuestros. Del total de frutas consumidas, incluidas las frutas exóticas y los cítricos, la cuota de origen francés es solo del 29% en el caso de las frutas".

Hace casi 20 años, el consumo francés de melocotones y nectarinas se acercaba a las 400.000 toneladas (400.000 toneladas producidas y 400.000 toneladas consumidas). Actualmente, la producción francesa no supera las 200.000 toneladas. Si la producción se ha reducido a la mitad, es principalmente porque España ha multiplicado su producción por 5. "España es nuestro principal competidor en fruta de hueso. Italia también es un gran productor, pero menos competitivo porque el país se acerca principalmente a Europa del Este".

Mientras que Francia se apresura a aplicar las medidas europeas, no es el caso de otros países europeos como España, por ejemplo, que tiene muchas otras ventajas, como la mano de obra barata. Los fruticultores franceses también tienen que pagar impuestos sobre los ingredientes activos que no existen en otros Estados miembros.  

Y mientras que Francia era el primer exportador mundial a principios de la década de 2000, exportando casi 700.000 toneladas cada año a los mercados internacionales, el país está ahora se esfuerza por exportar 400.000 toneladas. "La producción agroecológica no interesa a los mercados mundiales. A los compradores no les interesan las condiciones de producción, la pregunta que se hacen es cuántas manzanas puedo conseguir por un dólar. Si una manzana francesa cuesta 1,20 dólares, con el mismo precio se compran 2 manzanas italianas o 4 manzanas polacas. Así que la cuestión es la competitividad de los precios. Cuando se pone una manzana en un contenedor para abastecer el mercado chino o tailandés, al abrirse el contenedor, la manzana francesa está dañada porque, al no haber protección fungicida, los hongos se desarrollan durante el transporte. Así que los compradores ya no están dispuestos a pagar mucho dinero por una manzana francesa porque saben que tendrá pérdidas y problemas de calidad. Hemos perdido entre 200.000 y 300.000 toneladas de exportaciones de manzanas francesas en los últimos 5 años, lo que representa 200 millones de euros en valor. Esto se traduce necesariamente en la quiebra para los productores", afirma Josselin Saint-Raymond. 

Ponentes: Josselin Saint-Raymond, director de la Asociación Nacional de Manzanas y Peras; Patrice Vulpian, productor de melocotones, nectarinas y albaricoques en Saint Martin de Crau; Jean-Christophe Neyron, presidente de la DOP Cerises de France y productor en Malemort-du-Comtat, Vaucluse; Eddy Fougier, politólogo, autor de "Malestar en la granja".



Para más información:
Colectivo Sauvons les Fruits et Légumes de France    
sauvonslesfruitsetlegumes.fr  


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


Facebook Twitter Linkedin Rss Instagram

© FreshPlaza.es 2021

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor