Cae la producción de Melocotón de Calanda, pero dos nuevas variedades permitirán alargar su campaña

"El año pasado se certificaron cerca de 4,5 millones de kilos y este año esperamos entre un 20 y un 30% menos”

El pedrisco sufrido en los campos aragoneses durante el último año ha afectado a la producción de Melocotón de Calanda, que se encuentra en plena campaña, y se prevé una merma considerable en su cosecha que rompe la progresión de los últimos años en cuanto a kilos recogidos.

Como explica el presidente de la DO Melocotón de Calanda, Samuel Sancho: “Es lo que nos toca este año. El año pasado se certificaron cerca de cuatro millones y medio de kilos y este año esperamos entre un 20 y un 30 por ciento menos”. Sin embargo, Sancho destaca que la calidad de los melocotones certificados este año va a ser “espectacular, igual que la del año pasado”.

Dos nuevas variedades alargarán la campaña
A pesar de este contratiempo, la producción de 2021 llega con la introducción de dos nuevas variedades de melocotón incluidas en la certificación: Pro 570 y Pro 504, que se incorporan a las tradicionales Jesca, Calante y Evaisa, y que van a permitir alargar la campaña de esta fruta, que tradicionalmente comenzaba a mediados de septiembre. “Llevamos años trabajando para incorporarlas, son de altísima calidad y alargarán el tiempo que podemos estar produciendo Melocotón de Calanda: desde el 15 o el 20 de agosto hasta el 1 de noviembre”, explica Sancho.

El melocotón de la Denominación de Origen Melocotón de Calanda ha alcanzado su prestigio en el mercado por su calidad diferenciada. Y no solo en el mercado nacional; de media se exporta el 25% de la producción certificada, sobre todo a Alemania, pero también a Suiza, Portugal, Italia, Francia y Holanda.

Retos de futuro
Sancho explica que uno de los retos a los que se enfrentan desde la DO pasa por mantener el trabajo y la tradición: “Que seamos capaces de instalar unas variedades consistentes dentro del territorio, y que dejemos un empleo de futuro para las nuevas generaciones, que puedan seguir con este trabajo”.

Porque el Melocotón de Calanda, como toda agricultura de calidad, también sirve para fijar población en el medio rural, de hecho cada campaña pueden trabajar entre 2.000 y 2.500 personas; y, para que puedan seguir haciéndolo, Samuel Sancho pide apoyo de las instituciones: “Deben apoyar estos proyectos de alta calidad como son las denominaciones de origen, y eso ayudará a que el territorio no se despueble y a que a los jóvenes les sea atractiva esta tierra y no se tengan que desplazar, como tuvieron que hacer nuestros padres”.

El Melocotón de Calanda se cultiva en la comarca del Bajo Aragón, entre las provincias de Teruel y Zaragoza y su área de cultivo la comprenden 45 municipios, algunos de ellos amenazados por la despoblación.

 

Fuente: goaragon.es


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


Facebook Twitter Linkedin Rss Instagram

© FreshPlaza.es 2021

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor