Las limitaciones e impuestos al plástico costarán 2.000 millones de euros a la industria alimentaria

Las limitaciones al uso de plásticos en los envases costarán 2.000 millones de euros a las empresas de alimentación y bebidas y la industria de la droguería y la higiene del hogar, las más afectadas por la medida, según las primeras estimaciones del sector, que ha encargado un estudio para determinar la cifra definitiva a Tragsatec. El Ministerio para la Transición Ecológica ha abierto ya a consulta pública el proyecto de Real Decreto de envases y residuos, que transpone la última de las directivas pendientes del paquete europeo de economía circular de 2018.

El Ejecutivo ha anunciado ya un impuesto indirecto sobre recipientes de plásticos de un solo uso a razón de 0,45 euros por cada kilogramo de envase con el que prevé recaudar unos 724 millones de euros. Aunque podría ser más porque, según un informe de PwC, aunque "queda lejos de los 0,80 euros previamente exigidos desde Bruselas, por lo que no se puede descartar que pueda producirse un incremento del tipo antes de su aprobación final".

Dentro de este real decreto también se encuentran limitaciones para la venta de fruta y verdura en envases de plástico, la cual estará prohibida en el comercio retail a partir de 2023. Además, si la superficie de venta es mayor de 300 metros cuadrados, los comercios deberán informar a los clientes sobre las repercusiones ecológicas de los envases y su forma de gestión.

Tanto la industria alimentaria como los fabricantes de plástico han destacado la problemática que supone la inexistencia de un material sustitutivo que "proporcione las combinaciones de propiedades de los plásticos en cuanto a garantía en materia de seguridad alimentaria, la conservación de los alimentos y la contribución para evitar el desperdicio alimentario" y recuerdan que "las autoridades sanitarias han detectado un incremento de alertas sanitarias como consecuencia de la sustitución de plásticos por otros materiales".

El pasado 15 de septiembre terminó el plazo para presentar enmiendas al proyecto de Ley y la plataforma EsPlásticos y otras entidades de la cadena han hecho llegar sus peticiones y propuestas de mejora a los grupos parlamentarios.

Esplásticos, que aúna a los diferentes agentes que forman parte del sector de los plásticos en España, asegura que acoge de forma positiva todas las iniciativas encaminadas a implantar la economía circular, cuidar el medio ambiente y conseguir una industria cada vez más sostenible, pero pide la modificación del texto legal al considerar que algunas medidas son "discriminatorias" y "desproporcionadas" y "obstaculizan" la implantación de la Economía Circular. Según dicen, el sector está "volcado en la fabricación de productos más reciclables e innova en procesos de reciclado tecnológicamente punteros".

 

Fuente: eleconomista.es


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor