Las lecciones del pasado ayudaron a Van der Plas Sprouts a superar la pandemia

Puede que el año pasado no fuera tan loco como 2011 para Van der Plas Sprouts, pues durante la crisis de la EHEC, el especialista holandés en brotes perdió el 70% de sus ventas en 24 horas. Por desgracia, la empresa no salió indemne de la pandemia de COVID-19.

Ahora, 18 meses después, lo peor parece haber pasado. A mediados del verano, la producción volvió a la normalidad, e incluso se ha convertido en un reto abastecer completamente al mercado en recuperación. Pero Eva van der Plas, directora general de la empresa familiar, no se queja.

Ella y sus hermanos Sven y Pepijn representan la tercera generación de la empresa. En 2020, Van der Plas Sprouts llegó a un punto de equilibrio, y las cosas parecen ir mejor este año. "Volvemos a estar ocupados", decía Eva a finales de julio.

"En cuanto la gente pueda volver a las terrazas de los restaurantes, nuestras ventas se dispararán. Pero la situación no nos ha afectado tanto como a los negocios de la hostelería, porque también abastecemos a los supermercados. No es nuestro mayor mercado, pero nos ha servido para salir adelante y, al final, casi no hemos tenido pérdidas en 2020, algo importante durante una pandemia mundial".

Guion
La crisis de la EHEC de 2011 aún está fresca en la memoria de Eva. Por aquel entonces, su padre Theo aún estaba al frente. Él elaboró un guion que Eva y sus hermanos, que también vivieron en primera persona aquella desgracia, utilizan hasta hoy. "Aprendimos mucho de lo que pasó entonces", señala.

"En cuanto la COVID-19 azotó Italia, empezamos a anticiparnos a lo que podría pasar. Empezamos a almacenar semillas y materias primas por si se cerraban las fronteras. Por desgracia, cuando quedó claro que nuestro mercado se vería afectado, tuvimos que despedir a nuestro personal temporal".

"Al principio, parecía una medida precipitada, pero cuatro días después, la pandemia llegó a los Países Bajos. Pudimos responder rápidamente a la situación gracias, en parte, a las lecciones aprendidas en el pasado. Esa ha sido nuestra fortaleza", continúa Eva.

Una parte importante de los productos de Van der Plas Sprouts se destina a la exportación. También abastecen a algunos clientes desde su fábrica en los Países Bajos. Casi todos los brotes se quedan en Europa.

La creciente competencia local no preocupa a la experta. "Hay mucha competencia en los Países Bajos, pero no importa. Nos desafía a mejorar, por ejemplo, en el ámbito de la seguridad alimentaria. Queremos ir por delante".

Prueba y trazabilidad
¿Cómo se mantienen por delante del resto? "Producimos nuestros brotes de forma hidropónica. Recogemos el agua y la enviamos a analizar al laboratorio; antes incluso de empezar a cosechar, ya sabemos si hay Listeria, E. Coli o Salmonella".

"Nos cuesta unos 15.000 euros al mes, pero luego podemos suministrar brotes de máxima calidad con excelentes normas de seguridad alimentaria. Además, analizamos las semillas de antemano, como exige la ley, pero el análisis durante la producción es lo que nos distingue. También es importante recuperar la confianza de los clientes tras las anteriores crisis del sector".

La empresa ha tomado considerables medidas de higiene a lo largo de los años. Sin embargo, aún quedan por tomar más. Por ejemplo, Van der Plas Sprouts invirtió en un nuevo sistema ERP, que permite la trazabilidad de un lote de semillas hasta su número de lote en una hora.

Y podría ser aún más rápido, según Eva. "Creo que, dentro de poco, solo se tardará 30 minutos en hacer la trazabilidad de los productos en la cadena desde la semilla hasta la bandeja". Además de la trazabilidad, la producción también está ganando velocidad, sobre todo gracias a la automatización.

"Ya hemos automatizado todo lo posible el cultivo y la cosecha. Sin embargo, no cabe duda de que podemos dar pasos en el envasado, y definitivamente queremos hacerlo en el futuro. No para ahorrar manos. No creo que invertir en máquinas signifique necesitar muchos menos trabajadores, sino que se necesitan empleados diferentes, que sepan manejar las máquinas".

"Hay que formar a las personas", explica Van der Plas. A diferencia de las empresas de envasado, Van der Plas Sprouts cuenta con trabajadores permanentes para el cultivo y la cosecha. "Es un trabajo especializado; la mitad del día se dedica a la limpieza, pues es esencial. La gente a menudo no lo sabe cuando solicita un puesto, pero nosotros se lo decimos enseguida".

Rollitos de primavera
El surtido actual de Van der Plas Sprouts incluye 20 variedades diferentes de brotes. La primera generación, el abuelo de Eva, Arie, y su hermano empezaron con los brotes de soja, que siguen siendo un producto importante. Una gran parte se destina a los supermercados, y los vendedores locales de rollitos de primavera consiguen unos cuantos kilos cada día.

"Ahora hacen pedidos con un día de antelación, algo que no solía pasar. El tamaño de nuestra empresa (suele tener una plantilla de 125 personas entre semana) hace que no seamos tan flexibles como hace 30 años, pero es estupendo que sigan viniendo. Cuando paseo por la ciudad, sé qué carritos de rollitos de primavera llevan nuestros brotes de soja".

Continuamente se descubren nuevas variedades, algo con lo que el hermano de Eva, Pepijn, se mantiene ocupado. Los cocineros también aportan ideas, aunque eso fue más difícil durante la pandemia. El contacto también se ha ralentizado en los últimos 18 meses.

Comercio
La empresa recibe actualmente pedidos del sector de la restauración y la hostelería, así como de los retailers. Un reto para Van der Plas Sprouts es llegar directamente a los consumidores. "Por eso estamos interactuando con los blogueros gastronómicos. Por ejemplo, hemos colaborado con una conocida plataforma alimentaria holandesa para promocionar los productos".

"No se promocionan los productos de nuestra empresa en sí, sino más bien el conjunto de productos, en general. De todos modos, en los supermercados suelen venderse con marcas blancas. Lo importante es que la gente conozca los brotes", agrega Eva.

Junto a su equipo, quiere estrechar lazos con el sector de la hostelería, sobre todo ahora que el sector se está recuperando. Justo antes de que estallara la pandemia en los Países Bajos, ya estaban dando pasos en ese sentido con un mayorista. Varios chefs visitaron las instalaciones de los brotes para conocer las posibilidades de los productos.

"Desgraciadamente, eso se ha dejado de lado. Pero, ahora, definitivamente queremos retomarlo". Eva ve oportunidades, sobre todo en la asociación con mayoristas para reforzar los lazos con el sector de la hostelería. "Tenemos un desarrollador de productos con grandes recetas e ideas".

"Pero, en última instancia, son los propietarios de los restaurantes quienes son nuestros ojos y oídos en el mercado", explica Eva. "Para nosotros, eso incluye a las tiendas de aperitivos, las brasseries, los comedores y también los chefs, aunque en los restaurantes de gama alta los platos llevan principalmente variedades de berros, no brotes. Me gustaría ver más brotes en esos platos, sin duda. Sin embargo, soy pragmática y realista. No creo que se introduzcan ocho tipos de brotes, de repente, en un solo plato".

Vitaminas
Van der Plas Sprouts tiene unos cuantos bestsellers. En los retailers predominan los brotes de judías y alfalfa, y también un trío de brotes que contiene brotes de rábano amarillo, verde o morado, para los supermercados, según sus demandas, brotes de col roja y brócoli.

Para los restaurantes, las variedades más especiales, como los brotes de puerro y de espárrago, son las que predominan. Últimamente, la demanda de brotes de ajo ha aumentado mucho. Lo cierto es que todas esas variedades de brotes tienen un notable contenido en vitaminas y minerales en comparación con sus parientes.

En lo que respecta a las vitaminas, Eva también ve muchas oportunidades. "Probamos cada uno de los brotes de todo nuestro surtido cada cinco años. Queremos ver qué y cuántas vitaminas y minerales contienen. Es fascinante. Por ejemplo, 10 g de brotes de brócoli contienen tanta vitamina C como 300 gramos de brócoli".

"Incluimos esa información en nuestra guía de brotes que enviamos a muchas fruterías. También podemos exponer la información en las tiendas si lo desean".

"Por lo tanto, nuestros productos son saludables, y por eso creo que la gente debería incorporar muchos más brotes a su dieta diaria. Tendremos que trabajar duro para conseguirlo", concluye Eva.

 

Van der Plas Sprouts
Bijlestaal 1
1721 PT Broek op Langedijk
+31 (0)226 332 999
www.vanderplassprouts.nl 
pr@vanderplassprouts.nl


Fecha de publicación:
© /



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor