Anuncios

Ofertas de trabajo

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Los calibres de las limas mexicanas varían en función de las regiones productoras

La oferta de lima de México está llegando a Estados Unidos vía un mercado de dos niveles en este momento.

Tony Campos, de International Citrus and Produce, radicada en Burlingame, California, dice que importa la mayoría de sus limas de Martínez de la Torre, que se aproxima al final de su cosecha actual. "No tienen mucha oferta ahora mismo por la falta de calidad para envasar. La mayoría son calibres 200, 175, 150 y 110", informa Campos.

En su lugar, la mayor parte de la oferta de México procede de los estados del sur. "Están con la nueva cosecha y los calibres son principalmente 230 y 250", de forma similar que el año pasado por estas fechas, señala Campos. "Normalmente, en esta época del año los estados del sur empiezan la cosecha nueva y tienen más calidad y volumen disponibles".

Por su parte, la demanda de limas ahora mismo es constante, pero tiende a lenta. "Es estable", asegura Campos. "Está bastante aplanada en este momento, no supera al volumen entrante".

El regreso del canal horeca
Sin embargo, la parte de esa demanda correspondiente al canal horeca ha regresado. "Creo que la demanda del canal horeca ha subido un 100%. Enviamos la mayoría de nuestro producto al norte de California, y la mayor parte de las empresas son del canal horeca y cadenas de tiendas. Los mayoristas están recibiendo limas más baratas de los estados del sur, por lo que no tenemos tanta demanda suya", explica Campos. "El reto ahora mismo es la diferencia de precio de unas regiones productoras a otras".

En cuanto a los precios, hay presión debido al volumen procedente de otras regiones productoras. "Martínez ha intentado subir el precio porque no tiene mucho volumen", señala Campos. "Pero los estados del sur tienen más volumen, así que es más barato". Añade que el precio en esas regiones para los calibres 230, 250 y 200 es de entre 10 y 12 dólares FOB Texas, mientras que el producto de Martínez es un poco más alto por la falta de fruta.

Sin embargo, Martínez empezará con la nueva cosecha a principios de noviembre, cuando producirá más calibres 230 y 250 y menos 200 y 175, lo que debería hacer subir los precios. "Ahora mismo, el 85% de la fruta que llega de Martínez es de calibre 200 en adelante", dice Campos. Otro factor que influirá será la llegada de los meses más fríos a México, cuando habrá menos limas disponibles. "Empezaremos a ver un descenso del volumen durante los meses de invierno y los precios FOB Texas empezarán a estar entre los 15 y casi los 20 dólares", agrega.

Para más información:
Tony Campos
International Citrus and Produce
Tel.: +1 (650) 342-4525
tony@icproduce.com 


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor