Anuncios

Ofertas de trabajo

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

El consumo y las ventas de naranjas nunca habían estado en los niveles de 2020

Las naranjas Valencia sudafricanas sienten la presión de Egipto

La campaña de naranjas Valencia de Sudáfrica está perdiendo fuelle, pues en el Cabo Occidental se están envasando las últimas frutas y todavía hay un gran volumen de naranjas en el agua con destino al este. Hay Valencia envasadas del Cabo Oriental y Occidental a la espera de contenedores; la disponibilidad de contenedores ha desempeñado un papel importante en la temporada de Valencia.

A finales de la semana 41, se habían enviado 51,2 millones de cajas de 15 kilos de Valencia de los 55,1 millones estimados.

La ventana comercial de la Valencia se ha reducido más de un mes
"De las veinte temporadas que llevo en el sector citrícola, esta ha sido tranquilamente la más difícil", asegura un productor y exportador.

El año pasado, la temporada de naranja del hemisferio norte finalizó temprano y el mercado tenía bastante escasez de naranjas, lo cual fue el principal impulsor de la estelar campaña de la naranja de 2020.

Este año, esos mercados estaban llenos y a los productores sudafricanos les pilló por sorpresa lo mucho que duró la campaña de la Valencia egipcia. Egipto se mantuvo en el mercado hasta bien entrado julio y agosto, según los comerciantes, lo cual acortó la ventana comercial de Sudáfrica en hasta seis semanas.

La logística fue una gran limitación y la cadena de suministro se retrasó de dos a cuatro semanas, un escenario altamente problemático cuando todas las regiones productoras de naranja Valencia de Sudáfrica están en el punto álgido de envasado, entre las semanas 32 y 38.

Las llegadas no fueron en las mismas semanas que de costumbre y un gran volumen de Valencia llegó a Europa poco después del final del periodo exento de aranceles para las naranjas sudafricanas, el 15 de octubre; normalmente, los exportadores pueden escalonar sus últimas llegadas durante al menos el mes anterior para que quede un número adecuado de semanas de ventas antes del inicio de la temporada del hemisferio norte.

Las navieras evitaron Chittagong, Bangladesh, por la congestión y la escasez de contenedores, en especial durante el pico de la temporada de Valencia, se notó la ausencia de Bangladesh como comprador de fruta pequeña.

Desde el inicio, el consumo y las ventas de naranjas no fueron tan fuertes el año pasado; la potente oleada de vitamina C ha terminado, según los comerciantes, pues la narrativa fundamental parece centrarse ahora más en la vitamina D y el zinc, ya que la aplicación de la vacuna hace que los consumidores se sientan más seguros y disminuya el imperativo percibido de la alimentación sana.

"La ventana comercial más corta y una economía mundial bajo presión complicaron mucho la temporada de Sudáfrica, y si a ello se le suman las dificultades logísticas, más los disturbios de julio seguidos del ciberataque, fue casi imposible. Fue una tormenta perfecta".


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor