Anuncios

Ofertas de trabajo

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

La RAIF alerta de una alta presencia de “Tuta absoluta” en los cultivos de tomate de Almería

La Red de Alerta e Información Fitosanitaria (RAIF) de Andalucía ha alertado sobre la presencia de Tuta absoluta en los cultivos de tomate de Almería. El organismo ha informado que “se han detectado capturas de la polilla del tomate (Tuta absoluta) casi en la totalidad de las parcelas de tomate de la provincia de Almería. Los daños en planta van en aumento, detectándose en 1 de cada 20 plantas. Lo más importante a destacar es que los daños en fruto, son muy bajos y por tanto las pérdidas de producción son mínimas por el momento”.

Control de la plaga
Para un eficaz control de Tuta absoluta la RAIF recomienda el control biológico, con sueltas de Nesidiocoris tenuis y Trichogramma achaeae, sin dejar de combinar prácticas culturales como cerramientos del invernadero, feromonas, limpieza de restos vegetales y órganos dañados, complementando con la utilización de lucha química si es necesario, con una estrategia de control integrado que contemple en cada momento la actuación más adecuada.

Entre las medidas preventivas y culturales recomendadas por la RAIF se encuentran las siguientes:

  • Colocar mallas en las aberturas laterales, cenitales y puertas, y vigilar y controlar el estado de las mismas, sobre todo de las que coinciden con la dirección de los vientos dominantes.
  • En invernaderos, vigilar que no haya roturas en los plásticos.
  • Eliminar las malas hierbas y restos de cultivos, ya que pueden actuar como reservorio de la plaga.
  • Utilizar material vegetal sano procedente de viveros o semilleros autorizados. El Pasaporte Fitosanitario debe conservarse durante un año.
  • No asociar cultivos en la misma parcela.
  • No abandonar los cultivos al final del ciclo.
  • Proteger los primeros estados vegetativos de las plantas.
  • En invernaderos, colocar en las entradas doble puerta, o puerta y malla de igual densidad a la exterior (mínimo 10x20 hilos/cm²).
  • Retirar y destruir los frutos dañados.
  • Colocar trampas de feromonas y trampas de luz que ayuden a la detección de los primeros vuelos de adultos.
  • Distanciar en el tiempo la realización de la nueva plantación.
    Abonar de forma equilibrada para evitar exceso de vigor. Evitar exceso de abono nitrogenado.
  • Realizar rotaciones de cultivos.
  • Si se desea aplicar estiércol, asegurarse de que está bien fermentado y exento de plagas.
  • Favorecer la proliferación de poblaciones de insectos auxiliares, racionalizando el uso de productos fitosanitarios.
  • Retirar y destruir los restos de poda.

 

Fuente: hortoinfo.es


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor