Intercitrus

"El sector citrícola español está al límite por la pérdida de competitividad frente a la oferta de países terceros"

La Interprofesional Citrícola Española solicitó formal y personalmente al director general de Industria Agroalimentaria del Ministerio de Agricultura, José Miguel Herrero, un encuentro “urgente” con el ministro del ramo el pasado 16 de septiembre.

Fue con motivo de la Asamblea General, clausurada por el propio Herrero y en la que se produjo el nombramiento como su nueva presidenta de Inmaculada Sanfeliu (mandataria del CGC). El pasado viernes, tras celebrar una Comisión Permanente seguida de otra de Gobierno, los miembros de Intercitrus acordaron, tras casi un mes y medio sin siquiera responder a la petición, insistir en reclamar esta reunión dada la situación “límite” que en estos momentos se vive en el mercado.

Las organizaciones miembro, efectivamente, "quieren trasladar a Planas los graves problemas ocasionados en el inicio de esta campaña y que se arrastran desde el final de la pasada por la sobreoferta generada por las importaciones masivas de cítricos procedentes del hemisferio sur a precios muy bajos, inalcanzables para el sector español. Envíos que, según aprecian, se benefician de la falta de reciprocidad en cuanto a las condiciones laborales, fitosanitarias, medioambientales e incluso de derechos humanos de la competencia foránea frente a la oferta europea. Un proceso que está acelerando la progresiva pérdida de competitividad de las naranjas y mandarinas españolas en el mercado comunitario".

El fuerte incremento de los costes de producción está coincidiendo con una brusca caída de los precios en origen y a pie de almacén. "La concurrencia en el mercado de esta oferta barata ha complicado hasta el extremo la salida de las satsumas y clementinas precoces españolas y están retrasando la de las primeras naranjas de temporada, fundamentalmente de la variedad Navelina", señala la interprofesional.

Los datos provisionales de Eurostat, de enero a agosto de este año, reflejan ya cantidades récord de exportación a la UE: hasta esa fecha, Egipto comercializó 335.135 t, la cifra más alta de su historia y un volumen un 21% superior al del mismo periodo del año pasado y un 51% mayor que en 2017; en el caso de Sudáfrica, las 430.351 t alcanzadas hasta agosto suponen el segundo mayor registro de la serie y una cifra un 33,5% más alta que la registrada hace cuatro años. 

"Además, es previsible que la exportación citrícola sudafricana a la UE de septiembre sea especialmente alta porque buena parte de lo que no se pudo confeccionar y transportar en agosto se sabe que se hizo precipitadamente durante el pasado mes", comunican desde Intercitrus.

“El final de la temporada pasada ya se complicó en extremo porque Egipto prolongó con mayores volúmenes su campaña de naranjas a Europa a precios muy bajos y con el inicio de la presente está siendo Sudáfrica quien la está alargando. Lo peor es que la gran distribución europea se está acostumbrando a precios con los que nosotros no podemos competir”, explica Sanfeliu.


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor