Anuncios

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Predicciones para la temporada 2021-2022 de cerezas chilenas en el mercado chino

La temporada de cerezas chilenas no se solapa con la temporada de producción china. Por ello, cada año ingresan en el mercado del país asiático grandes volúmenes de cerezas chilenas entre noviembre y enero. El volumen de suministro ha ido creciendo en los últimos diez años y las cerezas chilenas se han convertido en una de las frutas de importación más populares en la temporada de invierno. El mercado chino representa más del 80% del volumen de exportación de las cerezas chilenas. Las cerezas aportan alegría a los consumidores chinos y beneficios a los agricultores chilenos de cerezas.

La temporada de cerezas chilenas 2021-2022 arrancó recientemente con la llegada del primer contenedor por vía aérea al mercado Jiangnan de Cantón. Este contenía 185 cajas de cerezas Brooks, que al principio de la temporada son de color rojo brillante y ligeramente ácidas. Los precios de salida han oscilado entre 1.200 y 1.800 yuanes [187,49-281,23 USD] por caja de 5 kg, dependiendo del tamaño de las cerezas. Estos precios caen dentro del rango habitual de los precios de apertura, que se sitúa entre 1.200 y 2.000 yuanes [187,49-312,48 USD] por caja de 5 kg. Estas cerezas son todas de variedades tempranas. Son muy frescas y la mayoría fueron adquiridas por fruterías de alta gama, supermercados y comerciantes en línea.

Cerezas chilenas con un aspecto brillante y limpio, y muy frescas

La mayoría de los comerciantes de fruta no pueden permitirse el lujo de comprar las cerezas chilenas de principios de temporada, que se transportan por vía aérea, porque el precio de compra es demasiado alto. Por lo general, estos comerciantes esperan hasta que comienzan a llegar las cerezas transportadas por mar. Este año, sin embargo, la pandemia de COVID-19 ha desbaratado el transporte marítimo. Las condiciones son difíciles de predecir, lo que hace casi imposible desarrollar una estrategia de comercialización.

En años anteriores, cuando las variedades principales, como Santina, Lapins y Bing, llegaban por vía aérea, las variedades tempranas llegaban por vía marítima al mismo tiempo. Esto daba a los comerciantes la oportunidad de ofrecer alta calidad o precios bajos, en función de la situación del mercado. Este año, sin embargo, las fechas de llegada de los envíos son imprevisibles. En años anteriores, los barcos fletados llevaban las cerezas directamente desde Chile a China, pero puede que este año no sea así. Además, los puertos de todo el mundo están lidiando con una escasez de contenedores y de trabajadores portuarios. Y con los repentinos brotes de COVID-19, o resultados positivos de pruebas en los envases de los productos, los comerciantes no pueden anticipar las tendencias del mercado. Su única estrategia es responder a las condiciones actuales a medida que se desarrollan.

Es improbable que las cosas en el mercado de la cereza vayan igual de bien que el año pasado, pero las condiciones tampoco son demasiado malas. En el mercado chino, el durián y las cerezas son productos de importación importantes. A los consumidores chinos les gustan las cerezas. Los comerciantes solo tienen que prestar atención a la calidad del producto, y los consumidores llegarán. Este año habrá algunos cambios en los volúmenes comercializados en varios mercados mayoristas. El Centro de Comercio de Haiguangxing, en el mercado de Jiaxing, está ampliando constantemente los volúmenes comercializados de frutas del sudeste asiático y occidentales. En los últimos años, el centro ha ocupado el tercer lugar en cuanto a volumen comercial de cerezas. Pero su volumen comercial crece cada año, y este año el personal del centro espera que el volumen comercial de las cerezas chilenas aumente aún más.

Los datos muestran que el volumen global de producción de cerezas chilenas aumentará probablemente un 20% este año. La superficie total dedicada a la plantación de cerezas en Chile es de unas 42.000 hectáreas. El volumen de producción anual se estima en 400.000 toneladas, y cada año Chile envía una media de 16.000 contenedores llenos de cerezas a China por transporte marítimo. Sin embargo, es posible que la gestión de las plantaciones no sea tan buena como en años anteriores debido al brote de COVID-19, y esto podría afectar a la calidad general de las cerezas chilenas este año. Además, aún no se han determinado los calendarios de envío, y la oferta de cerezas transportadas por vía aérea es insuficiente para satisfacer la demanda del mercado chino. Los precios son difíciles de predecir este año. La pandemia ha complicado las condiciones en las zonas de producción de cerezas, y la escasez de trabajadores está haciendo subir el precio de coste. Las condiciones reales de los precios no quedarán claras hasta que las cerezas ingresen en el mercado en grandes volúmenes.

Fuente: Fresh Stories


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor