Anuncios

Ofertas de trabajo

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

La falta de temporeros complica el inicio de la campaña de recolección del kiwi asturiano en el Bajo Nalón

La campaña de recogida del kiwi está a punto de comenzar en el Bajo Nalón bajo buenas expectativas. El inicio rondará el 10 de noviembre –aunque la fecha exacta la determinará el grado Brix de la fruta– y se extenderá hasta finales de diciembre o principios de enero. “Este año hay cantidad, porque a nosotros apenas nos afectaron las heladas de primeros de año que tiraron mucha flor abajo, y calidad”, explica Juan Cimas, responsable de Kiwis La Isla, que prevé que se superan las 650 toneladas esta temporada. Sin embargo, la empresa se enfrenta a un problema de magnitud: “No encontramos a suficientes personas para trabajar. Nos está costando cubrir las plazas que teníamos el año pasado”, explica el empresario.

El kiwi ha pasado de ser un salvavidas para los desempleados –la campaña de 2012, por ejemplo, destacó por el repunte del número de personas interesadas en trabajar en la recolección– a sufrir una falta de temporeros. Solo este productor prevé contratar a 24 personas eventuales que se sumarán a 8 trabajadores que ya están en plantilla.

“Las expectativas son buenas y, lo más importante, la demanda de kiwi aumenta exponencialmente”, confirma el productor de La Isla, que ya lleva tiempo defendiendo que la economía de Asturias no se puede basar únicamente en la industria del acero o del metal. Por eso no entiende cómo es posible, dice, que la Comisión de Urbanismo y Ordenación del Territorio del Principado de Asturias (CUOTA) no haya tramitado el plan de expansión para su empresa cursado en 2019, antes de la pandemia.

La firma, como avanzó La Nueva España, inició entonces los trámites para construir en Soto del Barco una nave de 3.000 m² que supondrá una inversión superior a los 400.000 euros. “Como Amazon, daremos trabajo”, avanza. “La diferencia es que a Amazon le dieron licencias en apenas unos días y nosotros llevamos años”. El objetivo de este plan es reunificar todo el proceso del kiwi, ahora dividido entre la isla del Arcubín, en Soto, donde están las plantaciones y Corvera, que cuenta con los almacenes centrales.

Este proyecto frutícola, de recibir el visto bueno del Principado, dará un empujón más al kiwi del bajo Nalón, señala.

 

Fuente: lne.es


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor