Anuncios

Ofertas de trabajo

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

“La sostenibilidad va a ser un factor clave en el envasado”

El consumidor condiciona la producción de los envases alimentarios con sus decisiones de compra y en el futuro lo hará más, según el técnico de la línea de envases del centro tecnológico Ainia Luis Gil, quien afirma que la sustitución del plástico por el cartón “va a ir a más”.

La normativa tanto europea como española apuestan abiertamente por una reducción de los envases en todos los eslabones de la cadena alimentaria, por su sostenibilidad medioambiental y por mejorar el porcentaje de reciclado, lo que se traducirá en una mayor carga impositiva para el plástico y su prohibición para algunos alimentos.

De momento, de forma coyuntural y en línea con la subida de los precios globales de la energía y de otros productos y servicios, la industria envasadora y la agroalimentaria sufren en estos meses subidas muy importantes de los precios e incluso escasez de plástico, cartón, vidrio o del dióxido de carbono que se utiliza para los envases de atmósfera modificada (ATM). No obstante, “posiblemente una vez pasada esta campaña de Navidad, en enero o en febrero, las cosas volverán a su estatus”, apunta Gil.

Aunque desde hace años existe una corriente internacional que se posiciona en contra de los envases, en el “paréntesis” de la pandemia, la demanda de los alimentos empaquetados aumentó por dar una sensación de mayor seguridad alimentaria, pese a que “distintos estudios han constatado que la venta a granel no ha sido un factor de contagio del coronavirus”, ha señalado.

A su juicio, “el consumidor español no es consciente de lo que supone un envase”, ya que “recibe muchos impactos informativos que a veces no sabe analizar”, y también, según reflejan diferentes trabajos, “tiene mucha confusión entre lo que es biodegradable, reciclable o compostable”. La gente que está más implicada en el reciclaje es la de 45 años o más y básicamente mujeres, indica Gil. A esta franja de edad ha sumado la de los menores de 15 años, gracias a la incorporación del conocimiento sobre la gestión de residuos en los contenidos escolares.

En el futuro, ha añadido, “la sostenibilidad va a ser un factor clave en el envasado” y el envase alimentario se postulará como un “reclamo o un elemento de marketing más importante” para que el consumidor se decante por un producto.

Las tendencias en Europa pasan por la producción de bioplásticos a partir de subproductos de alimentos o por los materiales compostables y reciclables para las monodosis de alimentos. Al respecto, ha apuntado, en el Ainia hay varias líneas de investigación para la producción de biopolímeros a partir de restos de zumos, remolacha, residuos sólidos urbanos, restos de poda, cáscara de frutos secos y huesos, o de suero láctico de queso.

 

Fuente: efeagro.com


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor