Javier Santana, de Viveros Santana: “El cultivo de boniato continúa expandiéndose en todo el mundo”

“Ahora podemos curar el boniato y tenerlo listo para su venta en solo 5 días”

La campaña del boniato sigue avanzando a buen ritmo en España. No obstante, aunque para los productores su trabajo está culminando, los viveristas ya empiezan a ponerse en marcha para generar el material que dará lugar a la próxima cosecha.

“Nuestros clientes están en plena recolección. Ahora se está tendiendo a guardar y curar el boniato porque el mercado está tranquilo, ya que hay más oferta que demanda. Es verdad que este año Estados Unidos no es un gran competidor debido a los costes de transporte, pero a pesar de ello, el boniato se cultiva en Egipto, en el norte de Europa, en Portugal, en el norte de Marruecos e incluso en Senegal. Su producción se está expandiendo en el mundo, y al final acaba en el mercado europeo, que es de los que más boniato consumen”, explica Javier Santana, director comercial de Viveros Santana.


La empresa familiar malagueña está ya en su tercera generación.

“Ahora mismo estamos preparando el vivero para la campaña de 2022. Nos dedicamos exclusivamente a la producción de plantas de boniato desde 1976, aunque no solo nos ceñimos al trabajo de vivero, también ofrecemos un servicio completo a nuestros clientes y les ayudamos en la comercialización de su producción”, señala Javier. “Además, desde hace 2 años, cuando viajé a Estados Unidos para establecer relaciones con las Universidades de Carolina del Norte y Luisiana, tenemos la licencia para vender en Europa en exclusiva cámaras de curación específicas para boniato y todo tipo de tubérculos”.

“Es una tecnología estadounidense con 75 años de experiencia que está revolucionando el curado del boniato. Este proceso es cada vez más importante porque permite aprovechar como producto fresco el 20% de la producción que antes iba para la industria. Sometiendo al boniato a unas condiciones de temperatura y humedad relativa óptimas y llevando a cabo la renovación del CO2, se consigue que el boniato entre en una etapa de letargo en la que regenera su piel ‘curando’ cualquier herida. El resultado es un boniato totalmente sano y con una mayor vida útil”.

“Virgen de Rocío, una empresa pionera en España en instalar este sistema, ha conseguido curar el boniato perfectamente y tenerlo listo para su venta en solo 5 días, cuando tradicionalmente se tardaba entre un mes y mes y medio”, subraya Javier Santana.

“Con el curado, España está subiendo en calidad en cuanto a la venta del producto. En Egipto, por ejemplo, no existe esta tecnología. Lo que hacen es mandar el producto fresco, pero justo por ese motivo ese boniato tiene un menor aguante, más problemas de pudrición y una vida útil más corta, y eso al final se traduce en pérdidas y reclamaciones”, señala.

Expansión de la producción ecológica
El boniato es un producto cuya demanda mantiene una tendencia al alza; sin embargo, también ha sufrido las consecuencias de la pandemia. “La COVID ha hecho que este año las ventas de plantas hayan bajado un 15%-20%. Se ha notado más a nivel nacional, no tanto en la exportación, y más por parte de los pequeños productores. A esto se ha sumado la subida de los costes de producción, aunque uno de los principales problemas con el que nos enfrentamos es la falta de mano de obra”.

“Pero, a pesar de ello, seguimos adelante y estamos continuamente reinventándonos”, indica el director comercial. “Estamos probando nuevas variedades de diferentes colores y, de hecho, hemos conseguido una variedad de carne blanca muy productiva que pondremos en comercialización el año que viene. Aparte, en nuestro propio laboratorio estamos continuamente renovando las variedades con mayor interés comercial, entre ellas Beauregard y Convington, que son las variedades con mejor poscosecha, con más sabor y que son más demandadas por su versatilidad en la cocina. Además, estamos en contacto con expertos del fitness y del movimiento realfooding promoviendo el consumo de batata por sus propiedades”, comparte Javier Santana. “Todo nuestro trabajo nos ha llevado a estar presentes cada vez en más mercados, como en Polonia y Noruega, sitios donde, por otro lado, por el frío, hace unos años era impensable que se pudieran cultivar batatas”.

“Otra tendencia es el cultivo ecológico, que cada vez va a más. De hecho, hemos realizado una inversión importante y hemos ampliado el vivero a 35 hectáreas, pasando de tener 5 hectáreas de producción de plantas ecológicas a 14. Teniendo en cuenta las hectáreas en reconversión, se puede decir que casi la mitad de nuestro vivero ya es ecológico”, destaca Javier Santana.

 

Para más información:
Francisco Javier Santana
Viveros Santana – Plantas de Boniatos
Carretera de Benamargosa, SN,
29700 Trapiche, Vélez-Málaga. España
T: +34 637 566 441
pedidos@boniatos-santana.com 
www.boniatos-santana.com 


Fecha de publicación:
Autor:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor