Francisco Caballero, Presidente de Nueces de España: “En unos años la producción de nuez aumentará de forma importante”

“Las nuevas plantaciones de nogales en España en algunos casos llegan a superar las 500 hectáreas”

El cultivo de la nuez ha experimentado una expansión notable en los últimos años en España. Mientras, según datos de la Encuesta de Superficies y Rendimiento de cultivos del Ministerio de Agricultura Pesca y Alimentación, en 2005 la superficie registrada era de unas 7.700 hectáreas, en 2020 se estimaba en cerca de 14.000. Y esta tendencia creciente continúa en la actualidad, como explica Francisco Caballero, presidente de Nueces de España, una asociación que desde el 2017 sirve como nexo para el sector y promueve la calidad diferenciada de la nuez española apoyando su producción y comercialización tanto en el mercado nacional como en el internacional.

“En los últimos años se está produciendo un incremento considerable de la superficie de nogales en España, con nuevas plantaciones que en algunos casos llegan a superar las 500 hectáreas, y que, cuando alcancen la madurez productiva después de un periodo de 4-5 años, harán que la producción española aumente de forma importante”.

“Basándonos en la entrada de estas nuevas plantaciones en periodo productivo, desde el Comité Sectorial de Nogal y Pecano de Fepex habíamos previsto este año un incremento de la producción de nuez en España del 30% respecto al año pasado, que fue un año particularmente crítico debido a las condiciones meteorológicas adversas. La previsión, en principio, se está cumpliendo, y, en general, hay mucho optimismo con respecto a las cantidades que se están cosechando; sin embargo, en el mercado se observa una gran incertidumbre. Hay mucho volumen de esa nuez que aún no se ha comercializado porque los problemas derivados de la COVID y las dificultades en el movimiento de materias primas nos tienen bastante parados”, señala Francisco.

La nuez es un producto muy beneficioso en el ámbito de la salud y muy consumido en todo el mundo, destacando los países asiáticos, donde es incluido habitualmente en la gastronomía; aunque en Europa también hay un consumo alto de este fruto seco considerado como un superalimento. Las nueces son
ricas en omega-3, vitaminas B y C, ácido fólico y minerales como magnesio, fósforo y calcio; ayudan a reducir el colesterol, previenen enfermedades del sistema circulatorio, el alzhéimer, la depresión o la esclerosis múltiple, y sus propiedades antioxidantes retrasan el envejecimiento de la piel.

“En la exportación, las nueces de los países definidos como productores consolidados, como Norteamérica o Chile, suponen una competencia para la nuez española en cuanto a precios, ya que no podemos equipararnos a ellos en costes de producción, y más ahora con el incremento de costes que se ha producido. Pero la nuez española ofrece una gran garantía sanitaria y de trazabilidad, y posee una calidad superior a la de otros orígenes que la cultivan de una manera más comercial”, subraya Francisco. “El cultivo de la nuez es un cultivo muy tecnificado que requiere unas condiciones climatológicas muy específicas y una determinada calidad de suelos y de agua, y en España se procesan en las condiciones más naturales posibles y se cultivan prácticamente como si fueran un producto ecológico, por lo que poseen una residualidad de productos fitosanitarios mucho menor que las nueces de otros países”.

Dar a conocer los factores diferenciadores de la nuez española y promover su consumo son, de hecho, los objetivos de Nueces de España, que ha trabajado desde su constitución hasta lograr la unificación de los criterios de calidad y trazabilidad para este fruto seco, consiguiendo el reconocimiento del producto español a través de una marca de calidad y siendo un referente en el sector de la nuez. La concienciación por consumir nueces de origen español es cada vez mayor en España, donde, como subraya el también presidente del Comité de Nuez y Pecano de Fepex, este fruto representa una alternativa de cultivo muy interesante.

“Aparte de la rentabilidad que ofrece el propio cultivo, la nuez tiene un atractivo añadido: el fruto tiene una capacidad de conservación mucho más elevada que cualquier otro producto fresco; puede llegar a aguantar inalterable durante un periodo de un año, siempre que se almacene en las condiciones correctas, lo que da un margen importante en su comercialización para buscar nichos y entrar en mercados determinados”, señala Francisco Caballero. “Por otro lado, los nogales tienen un periodo productivo de entre 40 y 50 años y la demanda y el consumo siguen una tendencia ascendente. Además, al contrario que otros frutos secos como la almendra, la nuez no ha sido aún explotada a nivel industrial”.

Para más información:
Francisco Caballero
Nueces de España
Tel.: +34 607 663 662
info@nuecesdeespana.com
www.nuecesdeespana.com


Fecha de publicación:
Autor:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


Facebook Twitter Linkedin Rss Instagram

© FreshPlaza.es 2021

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor