Los productores de batata de Zimbabue se benefician de la investigación del CIP

Los pequeños agricultores de Zimbabue, preocupados por las frecuentes sequías y las altas temperaturas que han dificultado el cultivo del maíz, han dado con una oportunidad para impulsar la seguridad alimentaria y sobrellevar el cambio climático con las batatas. Las batatas se han mejorado mediante métodos de selección convencionales. El proceso de mejora consiste en cruzar diferentes variedades con rasgos seleccionados, como beneficios para la salud, sabor, tamaño, resistencia a plagas y enfermedades y tolerancia a la sequía.

El Centro Internacional de la Papa (CIP), una organización mundial de investigación en Perú, ha logrado producir nuevas variedades de batata. Utilizando el método de mejoramiento acelerado, el CIP ha reducido a la mitad el tiempo que se tarda en producir nuevas variedades, acortando la duración del proceso de 8 o 10 años a solo 5, según Jan Low, científico principal del CIP.

Desde 2009, la investigación del CIP ha producido 62 variedades de pulpa naranja que han sido lanzadas por 12 países africanos, señala Low.

En Zimbabue, la batata se ha convertido en un producto estrella, especialmente entre los pequeños agricultores. Más de un millón de pequeños agricultores del país producen alrededor de 420.000 toneladas de batatas al año.

Fuente: allianceforscience.cornell.edu


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor