Anuncios

Ofertas de trabajo

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Exploring Bejo's World

"Los robots deben convertirse en los nuevos trabajadores agrícolas multifuncionales"

El último día del evento digital Exploring Bejo's World se centró en la agricultura del futuro. Pixelfarming Robotics y Farmwise presentaron su respuesta a cómo cubrir la escasez de mano de obra. La creciente falta de trabajadores empuja al sector agrícola a buscar cada vez más la automatización.

Pixelfarming Robotics
Para comenzar, Arend Koekkoek, CEO de Pixelfarming Robotics, llevó a los participantes a su invernadero de los Países Bajos, En vivo desde las instalaciones, habló sobre Robot One, una máquina que controla las malas hierbas sin usar pesticidas.


Arend Koekkoek

Los productores de hoy en día se enfrentan a varios retos a la hora de garantizar la inocuidad alimentaria. Entre ellos, figuran el agotamiento del suelo y un número cada vez más limitado de productos químicos permitidos. Muchos productores dependen de estos productos. "Hay soluciones, pero son muy laboriosas", según Arend. "Nuestra investigación ha demostrado que los productores quieren controlar las malas hierbas sin productos químicos preferiblemente. Pero también quieren menos intensidad de trabajo en el campo y mayores rendimientos en un suelo sano".

Este ingeniero quiere resolver estos problemas con una solución que describe como pixelfarming. En la sesión, Arend habló de una parte de ellas que utiliza robots para disminuir la intensidad de la mano de obra. "Quieres un robot al que puedas enseñarle exactamente en qué campo trabajar, por qué hileras pasar y, sobre todo, qué pertenece al campo y qué no. Eso es lo que hemos hecho con Robot One".

Se puede programar el Robot One para cualquier situación. "La máquina tiene diez brazos robóticos que se pueden programar individualmente utilizando el software complementario. Así, puedes fijar la anchura, la profundidad o el ángulo deseado por brazo para la mejor precisión. Cada brazo se puede equipar además con una herramienta distinta. De esa forma, se puede usar el robot para diferentes tareas por viaje, ya sea plantar, pulverizar o desbrozar", explicó Arend.

"La tecnología de visión permite al robot tener diez cámaras que pueden detectar el terreno por el que se mueve. Por lo tanto, trabaja en torno a los cultivos, cuyo resultado es un trabajo de alta precisión". Arend considera que esta máquina es la solución para el futuro.

Esta máquina eléctrica está equipada con paneles solares que le permiten un movimiento autónomo durante todo el día entre las hileras. "Un solo operario podría controlar cinco máquinas una junto a la otra, y se pueden acabar cinco hectáreas por hora", apuntó con entusiasmo el CEO mientras mostraba la máquina desde el invernadero. "Además, los brazos y las herramientas se pueden reemplazar de forma sencilla y rápida".

Arend compara el manejo de esta máquina con el de un dron. "No hay que ser un experto, y siempre estamos ahí para ayudar. Pero se precisan habilidades similares y un conocimiento sólido de informática para configurar la máquina. Nuestro objetivo es la facilidad de uso. Robot One debe convertirse en el nuevo trabajador agrícola multifunción".

Pixelfarming está trabajando con instituciones como Beljo y varias universidades. Recopilan conocimientos que, con el tiempo, deberían acabar en el robot. "También nos gusta conversar con varios expertos en cultivos para que, en el futuro, podamos darles a los productores las herramientas que necesitan para cada tipo de cultivo", concluyó Arend.

Farmwise
Pauline Canteneur presentó la solución Farmwise en la sesión siguiente. "Nos hemos dado cuenta de que los productores tienen que hacer más con muchísimo menos", comenzó la directora de Desarrollo de Negocio de esta firma estadounidense de ingeniería. Pauline está de acuerdo con la observación de Pixelfarming. Hay una demanda elevada de productos sostenibles y también falta de mano de obra. Eso significa que hay una mayor necesidad de automatización en el sector de la agricultura.

"Hay muy pocos productos fitosanitarios disponibles en Estados Unidos, así que las empresas tienen que tener 15 o 20 trabajadores para que trabajen la tierra con la azada. Eso causa unos costes elevados y una alta intensidad de mano de obra. En las últimas décadas, han ido saliendo cada vez más desarrollos pensados para dotar a los productores de herramientas y soluciones para reducir los costes de la mano de obra. Nosotros queremos que nuestra máquina sea el siguiente paso en ese proceso".


Pauline Canteneur

La empresa quiere dar ese paso con la Titan FT-35. "Se trata de un controlador mecánico de malas hierbas automático y de cuarta generación. Utiliza un tipo de reconocimiento facial para cultivos. Hemos desarrollado un algoritmo que la máquina utiliza para detectar la diferencia entre malas hierbas y tallos de los cultivos. La máquina está dotada de 12 brazos robóticos ajustables de manera independiente, por lo que puede trabajar alrededor de cualquier cultivo con una precisión extrema", explicó Pauline.

"No obstante, todavía no está totalmente automatizada y necesita de la supervisión de un operario. Nuestra meta es expandirnos a varios cultivos más allá de los verdes con los que trabajamos en la actualidad. De manera gradual, queremos conseguir que un operario pueda controlar varias máquinas. Después, queremos llegar a que pueda hacerlo de forma remota".

A diferencia de Pixelfarming, Farmwise no vende su máquina, sino que presta el servicio, y tiene 14 máquinas a disposición de los productores. "Somos responsables de todo el proceso. En resumen, nuestros operarios llegan, se encargan de todo y se marchan", continuó la directora de Desarrollo de Negocio.

La empresa cobra por hectárea. "Varía en función del campo. Depende del suelo, el cultivo y si es producción ecológica. Digamos que puede ser más barato si los cultivos son muy densos porque acabamos antes. Es más caro cuanto más cuidadoso tenga que ser el trabajo. No obstante, siempre acordamos la cantidad por adelantado, así no hay riesgo de incurrir en costes extras. Funciona bien".

Esta joven empresa quiere, llegado el momento, dar el salto a Europa. "Sin duda, es interesante para nosotros. Construimos la máquina para las grandes empresas de cultivo estadounidenses, pero tenemos buena relación con las empresas europeas, así que, en los dos próximos años, queremos ver si se puede utilizar también en el suelo europeo", concluyó Pauline.

Para más información:
Pixelfarming Robotics
Email: info@pixelfarmingrobotics.com
Web: www.pixelfarmingrobotics.com

Farmwise
Email: contact@farmwise.io
Web: www.farmwise.io

 


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor