La logística es el mayor obstáculo para los viticultores peruanos esta temporada

Se esperan buenos volúmenes de las nuevas variedades de uva de mesa de la cosecha peruana, que apenas está comenzando.

Para DLJ Produce, en Long Beach, California, la cosecha comienza en aproximadamente una semana, lo que sitúa las primeras llegadas a los Estados Unidos entre la semana del 13 de diciembre y la del 20 del mismo mes. "Empezamos un poco más tarde que los demás porque todavía nos queda una buena parte de nuestra cosecha de California. Intentamos mezclar el final de California y el comienzo de Perú sin problemas, así como centrarnos en conseguir suficiente calidad premium, y que las nuevas variedades maduren antes de la cosecha en Perú y Chile", dice Mike Asdoorian, de DLJ.

Según el experto, las perspectivas para la cosecha peruana son positivas. "El volumen de la cosecha es bueno y la calidad también", señala. El volumen ha aumentado ligeramente esta temporada en Perú debido a la propagación de nuevas variedades que se están plantando. "Tenemos muchas variedades nuevas y muchas viñas jóvenes con más producción".

Aumentan las nuevas variedades
Asdoorian señala que, en general, de uvas verdes se están plantando más Sweet Globe y de rojas, Jack Salute y Sweet Celebration. "Estas seguirán aumentando su volumen debido a la rotación de la plantación: las variedades más antiguas como Sugraone, Thompson Seedless o Flame Seedless están siendo reemplazadas por variedades más nuevas con mejores tamaños y mejores volúmenes de producción", agrega.

En general, la temporada peruana se prolongará probablemente hasta mediados de marzo. Se espera que la demanda también sea buena para las uvas. "Hemos visto un movimiento bastante bueno de la cosecha de California, que espero que continúe con Perú", continúa Asdoorian. "Esperemos que los retailers puedan respaldar las cosechas peruana y chilena para febrero y marzo, cuando hay volúmenes más promocionables de uvas".

El rompecabezas de la logística
La logística, por supuesto, también podría afectar al movimiento, sobre todo porque los productores sudamericanos se preguntan cuánto se puede enviar a otros países dado el estado actual de la cadena de suministro.

"Creo que Perú se verá afectado sobre todo por los retrasos en los puertos. Pasar por el tratamiento de frío es un proceso de 21 días, y una vez que llega aquí al puerto de Long Beach, que es de donde sacamos la mayor parte de nuestro producto, han pasado de dos a tres semanas para los contenedores de cítricos", señala Asdoorian. Esto aumenta la posibilidad de que los productores eviten los puertos de la costa oeste y envíen un mayor volumen de contenedores a Nueva Jersey o Miami. "La logística es el mayor obstáculo al que se enfrenta la cosecha".

En cuanto a los precios, Asdoorian prevé que sean similares a los del año pasado. "Me preocupa que llegue más volumen a Estados Unidos debido a una mayor cosecha o a la falta de capacidad para enviar tanto volumen a otros países como Asia, debido a la logística de los buques. Si nos encontramos con esa situación en febrero y marzo, el mercado podría saturarse un poco", concluye. "Sin embargo, en general soy optimista. La cosecha presenta muchas variedades nuevas, así que eso debería entusiasmar a los retailers".

 

Para más información:
Mike Asdoorian
DLJ Produce
Tel.: +1 (559) 248-1855 
mikea@dljproduce.com     
www.dljproduce.com   


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor