Cosecha escasa de melones en Francia y difícil comercialización en 2021

Según el servicio de estadísticas agrarias de Francia, Agreste, "a 1 de noviembre de 2021, la estimación de la superficie sembrada de melones para la campaña 2021 es de 12.100 ha, lo que supone un aumento del 1% en un año y una pérdida del 6% respecto a la media de 2016-2020. La producción, estimada en 228.500 toneladas, disminuirá un 9% interanual y un 10% respecto a la media quinquenal. En julio, el comercio fue complicado para los melones, que sufren una crisis cíclica, con una demanda poco alentada por el tiempo húmedo. El descenso de la producción aligeró las ventas en agosto y septiembre, que se beneficiaron de unas condiciones meteorológicas más favorables. Los precios de septiembre fueron un 11% más altos que los de septiembre de 2020 y un 13% más altos que la media de las últimas cinco campañas, pero insuficientes para compensar las escasas ventas de principios de verano".

Cosechas fuertemente penalizadas por la meteorología en las zonas suroeste y centro-oeste
Las superficies aumentan un 1% en un año, con 12.110 ha, pero se reducen un 6% respecto a la media quinquenal (2016-2020). La cosecha de melón de la campaña 2021 alcanzaría las 228.508 toneladas, un 9% menos que en 2020 y un 10% menos que la media de 2016-2020. Las zonas del suroeste y del centro-oeste son las más afectadas por el descenso de los rendimientos y producción. Las heladas de abril causaron daños en las primeras plantaciones. En mayo, las temperaturas siguieron siendo frías y frenaron el desarrollo vegetativo en la mayoría de las zonas productoras. El tiempo en junio fue mixto en toda Francia; las temperaturas fueron favorables para las plantas, pero en varias zonas se produjeron tormentas que causaron daños. Las primeras cosechas no fueron muy productivas en el sureste y el tiempo húmedo del verano debilitó las plantas y los frutos en el centro-oeste. La calidad de los melones no siempre era buena y los calibres seguían siendo pequeños. En el suroeste, numerosas enfermedades perturbaron los cultivos (mildiú y otras enfermedades criptogámicas). Algunas parcelas quedaron sin cosechar al final de la temporada debido a los reducidos volúmenes y calibres por la falta de calor y sol. 

Difícil comercialización en julio
Al inicio de la campaña de 2021, la climatología desfavorable pospone la cosecha y, por tanto, la campaña de comercialización, que comienza realmente en julio. La competencia de España ya es fuerte en junio, antes de la llegada de los productos franceses. El melón entra en crisis el 28 de junio, hasta el 19 de julio, mes en el que la demanda no es muy activa debido al tiempo fresco de la temporada. Se hicieron concesiones de precios para liquidar las existencias. En agosto, los precios subieron debido a una menor producción y a un tiempo ligeramente mejor para el consumo. En septiembre de 2021, los precios fueron un 11% más altos que en septiembre de 2020 y un 13% más altos que la media de las últimas cinco campañas.

De enero a septiembre de 2021, las importaciones (153.200 toneladas) aumentaron un 3% interanual y las exportaciones (32.400 toneladas) un 1% interanual. El déficit resultante de estos intercambios (120.800 toneladas) ha aumentado un 4% interanual. 

Fuente: Agreste  


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor